El Plan Románico Atlántico recupera el patrimonio de la Iglesia de Covas Do Barroso

Es un proyecto de restauración y mantenimiento, que incluye más de una veintena de templos románicos de Zamora y Salamanca y de las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança.

El miércoles, 30 de abril, se han inaugurado las mejoras llevadas a cabo en la Iglesia Parroquial de Covas do Barroso (Boticas), en el norte de Portugal, iniciativa que se enmarca en el Proyecto Románico Atlántico, promovido por la Junta de Castilla y León, la Fundación Iberdrola y la Dirección Regional de Cultura del Norte de la Secretaría de Estado de Cultura de Portugal, a través del cual se está desarrollando, desde el año 2011, el estudio, investigación, conservación y restauración de 24 templos románicos, incluyendo su entorno y contenido, situados en la Región Norte de Portugal y en la zona occidental de Castilla y León, en las provincias de Salamanca y Zamora.

 

La iglesia ahora recuperada sufrió en el pasado la cometida urgente e ineludible de una nueva estructura en la cubierta y como consecuencia de ello, se presentaba debilitada y deformada, poniendo en riesgo su estabilidad. La infiltración de agua en dicha cubierta estaba provocando daños significativos en los altares y pinturas murales. Asimismo, se han llevado a cabo trabajos de instalación de nuevas infraestructuras de electricidad, telecomunicaciones y seguridad.

 

En el acto de inauguración han participado el Director Regional de Cultura do Norte, António Ponte; el Presidente de la Asamblea de Boticas, Fernando Queiroga; el Director General de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz y el Director de la Fundación Iberdrola, Rafael Landin.

 

El Ministerio de Cultura de Portugal, la Junta de Castilla y León y la Fundación Iberdrola firmaron en septiembre de 2010 un acuerdo para llevar a cabo un ambicioso proyecto de restauración y mantenimiento, que incluye más de una veintena de templos románicos ubicados en las provincias españolas de Zamora y Salamanca y en las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança, situados en la proximidad de los ríos Duero y Támega.

 

Con esta iniciativa de intervención conjunta, denominada Plan de Intervención del Románico Atlántico, se pretende recuperar el patrimonio cultural, natural y social de estas regiones, dinamizar la actividad socioeconómica y potenciar los lazos transfronterizos entre España y Portugal.

 

Esta iniciativa público-privada conlleva un presupuesto global de 4,5 millones de euros, sufragados por estas tres entidades y su objetivo es la restauración de estas joyas románicas, gracias al mantenimiento, iluminación y control de los monumentos. De las 24 iglesias, ocho se ubican en el distrito de Vila Real, una en Oporto, cuatro en Bragança, seis en la provincia de Zamora y cinco en la de Salamanca.