El Plan Románico Atlántico inicia la intervención en el santuario de la Virgen de la Bandera en Fermoselle

El Plan Románico Atlántico ha iniciado la intervención de mejora en el santuario de la Virgen de la Bandera en la localidad zamorana de Fermoselle, también conocido como iglesia de San Juan.

FERMOSELLE (ZAMORA), 24 (EUROPA PRESS)



Los primeros trabajos se centran en la restauración de los dos retablos laterales del templo, dedicados a San Pedro de Alcántara y a la Virgen de la Anunciación. Son de época barroca y están realizados en madera dorada y policromada.

El paso del tiempo, la suciedad y la pérdida de policromía hacen evidente el deterioro de ambas piezas, especialmente el retablo de San Pedro de Alcántara, que tendrá que ser desmontado para su restauración, han informado a Europa Press fuentes del Plan.

Tras una primera fase de investigación y análisis exhaustivo de los retablos, los técnicos de la empresa zamorana Rearasa los limpiarán para proceder posteriormente a aplicar diversos métodos de consolidación, tanto del soporte de madera como de las capas pictóricas, además de aplicar los necesarios tratamientos contra hongos e insectos xilófagos.

Por último, se reintegrarán las pequeñas faltas que puedan presentar las piezas mediante procedimientos reversibles y discernibles para asegurar una adecuada presentación e interpretación histórico-artística de los retablos.

ILUMINACIÓN EFICIENTE

La intervención continuará con la renovación y modernización de la instalación eléctrica del templo, colocando nuevos puntos de luz de tecnología led, que permiten mayor potencia lumínica y menor consumo.

Además de ser más eficientes y sostenibles, los nuevos puntos permitirán potenciar la iluminación de elementos artísticos destacados del templo, como los retablos o el presbiterio.

El proyecto se completará con la monitorización del santuario. Los técnicos de la Fundación Santa María la Real aplicarán el Sistema de Conservación Preventiva MHS y colocarán sensores inalámbricos en lugares estratégicos que permitirán medir, registrar y controlar las condiciones ambientales del edificio (temperatura y humedad) para garantizar la conservación óptima del mismo y de los bienes que alberga en su interior.

Teniendo en cuenta la restauración de los dos retablos, se colocarán diversos sensores en ellos para controlar que no reciban una iluminación excesiva que pueda dañarlos una vez restaurados.

El MHS extenderá sus funcionalidades a la seguridad, permitiendo también la instalación de detectores de presencia y de humo que garanticen mayor prevención ante posibles incidencias.

INTERVENCIÓN COMPARTIDA

Los técnicos de la Fundación Santa María la Real han mantenido previamente una reunión informativa con el párroco, integrantes de la Cofradía de la Virgen de la Bandera y vecinos de Fermoselle, que conocen con detalle cada uno de los pasos que se darán en el santuario dentro del Plan Románico Atlántico y que se han implicado de forma muy positiva en el mantenimiento y conservación del templo.

Por último, cabe recordar que el Plan de Intervención Románico Atlántico ejecuta en la actualidad más obras en la provincia de Zamora, concretamente en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Pobladura de Aliste para recuperar la portada románica original ubicada en el muro norte del templo, mejorar la iluminación y garantizar la conservación preventiva del templo a través de su monitorización. También se desarrollan obras en San Martín de Castañeda.