El Plan Integral de Apoyo a la Familia del Gobierno, "sólo un anuncio electoralista" para el PSOE

El senador socialista José María Burgos

El senador José María Burgos lamenta que el Gobierno “sigue sin enterarse de nada, cegado en su realidad y enclaustrado en una visión complaciente de sus políticas”.

 

José María Burgos ha subrayado que el Plan Integral de Apoyo a la Familia, aprobado en el mes de mayo por el Gobierno, no es más que “un anuncio electoralista en los últimos coletazos de esta legislatura. Dicho plan no asume la realidad del país ya que afirma que la situación de pobreza se está revirtiendo en nuestro país mientras que el Instituto Nacional de Estadística publica que la tasa de riesgo de pobreza en España se situó en el año 2014 en el 22,2% de la población, frente al 20% que se registró en el año anterior”.

 

El senador socialista considera que “la política social desarrollada por el Gobierno en estos cuatro años, merece una enmienda a la totalidad de la política social y la propuesta de nuevas medidas, de nuevas actuaciones imprescindibles ante la situación actual. Propuestas como un plan de lucha contra la pobreza y la exclusión social, un pacto por la infancia o un plan contra la pobreza energética. Algo que el PP no contempla en su agenda política ya que rechazó esta moción”.

 

“Las políticas que realmente pueden ayudar a las familias de este país son las que se aprueban cada año en los Presupuestos Generales del Estado y en los presupuestos de cada administración pública. En 2011 el gasto social referido a vivienda, educación, sanidad y protección social, en el peso del PIB, era del 28% mientras que con el último informe de estabilidad presupuestaria enviado a Bruselas este gasto va a ser del 25 %. Este dato echa por tierra cualquier plan de ayuda a la familia, porque este dato resta lo único que a un plan le puede hacer válido: la inversión”.

 

“El Ejecutivo del PP sigue sin enterarse de nada, sigue cegado en su realidad y enclaustrado en una visión complaciente de sus políticas. El Gobierno cogió el Plan concertado de servicios sociales con 82 millones de euros, esa era la herencia socialista y lo ha dejado en 21 millones de euros”, ha dicho José María Burgos quien recuerda que España gasta el 1,4% del PIB en políticas de ayuda a la familia y a la infancia frente al 2,2% de la media de la OCDE, que 1,8 millones de familias en este país son víctimas de la pobreza energética y que las rentas mínimas apenas llegan a un tercio de los hogares sin ingresos.

 

Burgos reclama al PP y al Gobierno que “pisen la calle y vivan la realidad que vive la inmensa mayoría de familias españolas. No se han enterado de nada. Seguramente bajen a la realidad allá por el mes de noviembre. Sólo esperamos que no sea demasiado tarde para muchas personas”.