El Plan de Ajuste de la región prevé medidas de ahorro por 366 millones y elimina el 29% de entidades públicas

Del Olmo asegura que "hay dinero para mantener lo fundamental" y señala que no se puede seguir el ritmo inversor de los últimos años
El Plan de Ajuste diseñado por la Junta de Castilla y León para cumplir el objetivo del déficit incluye medidas que supondrán un ahorro de 365,94 millones de euros, entre las que se encuentra la desaparición del 29 por ciento de las entidades públicas de la Comunidad, una reestructuración que afectará a once entidades.

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ha comparecido junto al consejero de la Presidencia y portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde se ha dado cuenta de este Plan que la Junta presentó ante el Gobierno el pasado lunes.

Se trata de un conjunto de medidas "necesarias" y destinadas a la creación de empleo, facilitar el asentamiento de empresas y acometer la reestructuración del sector público y poner límite a los salarios, con las que, como ha explicado Del Olmo, se ahorrarán unos 366 millones de euros para cumplir el objetivo de déficit de 2012 fijado en el -1,5 del PIB.

De este modo, la Junta prevé ahorrar 125,6 millones de euros en personal; 37 millones de euros en gastos corrientes; 130 millones de euros en transferencias corrientes y 73,2 millones de euros en inversiones reales, cuantías que se verán compensadas por el incremento de otras como los gastos financieros, que registrarán un subida de 175,92 millones de euros y las transferencias de capital, que crecen en 54 millones de euros.

Como ha explicado la consejera, el Plan de Ajunte incluye algunas medidas que ya se han adoptado en la Comunidad y que tendrán su reflejo en el Presupuesto General de la Comunidad de 2012, cuyo plazo de presentación está condicionado por la respuesta del Gobierno sobre este Plan que, a pesar de estar convencida de que se aprobará, está sujeto a matizaciones, y el Plan Económico y Financiero.

"Lo lógico es que esperemos por si tenemos que corregir algo, lo que puede retrasar algo la presentación de Presupuestos, ya da igual un día u otro, en todo caso será en este mes", ha señalado Del Olmo.

De este modo, la consejera ha precisado que las medidas de ajuste remitidas al Gobierno central incluyen algunas acciones de austeridad ya aplicadas como el incremento de la jornada laboral en 2,5 horas para funcionarios que supondrá un ahorro de 33 millones de euros; la reducción de las consejerías y los altos cargos --4,2 millones de euros--; la rebaja de los liberados sindicales --6,83 millones de euros--; la minoración de sustituciones por jubilaciones --27 millones de euros-- o el Plan de Control de Absentismo --10 millones de euros--.

A estas acciones hay que sumar un decrecimiento de los servicios de seguridad y limpieza --10 millones de euros--; menos obras de reparación y mantenimiento --7,5 millones de euros--; una reducción de alquiler de edificios --tres millones de euros--; unificación de servicios en el teléfono 012 --3,5 millones de euros--, campañas y publicidad --3,5 millones-- o la limitación del uso de telefonía fija o móvil --4 millones de euros--.

Como ha explicado Del Olmo estas y otras acciones conforman un "gran abanico" para avanzar en el ahorro, que se verá compensado por el incremento de gasto que supondrá la puesta en marcha de otras instalaciones y servicios consecuencia de inversiones anteriores.

Entes públicos
Dentro del Plan se incluye también la reestructuración del sector público de Castilla y León, que está formado por 106 entres a pesar de que, como ha explicado Del Olmo, el Gobierno regional carece de poder de decisión sobre 27 de ellos, mientras que cuatro son universidades y 37 dependen de ellas.

De este modo, la Junta sólo puede actuar sobre 38 empresas públicas, formaciones y consorcios, de los que desaparecerán 11, el 29 por ciento, lo que generará un ahorro de 19,2 millones.

En concreto, habrá una reordenación de la Fundación Santa Bárbara, los Centros Europeos de Empresas e Innovación de Castilla y León y Siemcalsa, en los que la Junta no ostenta mayoría accionarial, que concluirá antes de finalizar el año. La reestructuración por extinción, fusión o absorción afectará a las empresas públicas Excal, Sotur y Appacale, y a la Fundación para la Enseñanza de las Artes de Castilla y León (Arcyl), la Fundación Centro Regional para la Calidad y Acreditación Sanitaria de Castilla y León, la Fundación Hospital Clínico Veterinario, la Fundación Ciudadanía Castellano y Leonesa en el Exterior y Cooperación al Desarrollo y la Fundación Anclaje.

Del Olmo no ha podido precisar la cifra de trabajadores que se verán afectados por estas modificaciones aunque sí ha especificado que el proceso concluirá el 31 de diciembre de 2012, tiempo en el que se llevará a cabo, entre otras acciones, la absorción de Sotur por parte de la Fundación Siglo o la de Arcyl por la Fundación Universidades.

"Estos procesos no son sencillos", ha aclarado Del Olmo, ante lo que De Santiago-Juárez ha insistido en que cualquier medida de este tipo no es "agradable", como tampoco lo son el "copago farmacéutico o el céntimo sanitario". "Hay que tomar decisiones y priorizar, prefiero cerrar alguna fundación a clausurar dos plantas de un hospital", ha insistido el portavoz de la Junta, quien ha garantizado que el Gobierno trabaja para lograr un pacto por el "blindaje" de los servicios básicos.

Ante esta situación Del Olmo ha aclarado que "hay dinero para mantener lo fundamental" y ante una caída de las inversiones reales de 73,20 millones de euros ha invitado a los ciudadanos a que empiecen a pensar que no se puede seguir con ese "esfuerzo inversor".

Ingresos
En materia de ingresos, el documento contempla medidas como el establecimiento del 'céntimo sanitario' del que se prevén recaudar 100 millones de euros, la creación de dos impuestos de carácter medioambiental --55 millones de euros-- y la limitación de los beneficios fiscales y los descuentos en las tasas y precios públicos a las rentas más bajas --20 millones--, la aplicación de este mismo criterio a las prestaciones de Servicios Sociales, la lucha contra el fraude en los tributos propios y la recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio --39 millones--.

Del Olmo ha aclarado que la limitación de beneficios fiscales a las rentas más bajas tienen como objetivo beneficiar a las familias con menos recursos y, aunque por el momento no se ha establecido el límite de renta, sí ha insistido en que sólo quienes tengan menos recursos pagarán menos IRPF.

Este proceso se complementará con un conjunto de acciones para limitar o rebajar los gastos de los órganos de dirección y administración de los entes del sector público que se recogen en el Anteproyecto de Ley de Medidas que acompañará al Proyecto de Presupuestos de la Comunidad para 2012, que regulará además los sueldos para dar forma a la equiparación que actualmente desarrolla la Junta a través de la que ningún directivo de una empresa pública cobra más que un secretario general, cuyo sueldo está fijado en 66.085 euros brutos anuales.

Del Olmo ha explicado que el Plan de Ajuste incorpora además las reformas estructurales que se consideran "idóneas" para fomentar el crecimiento económico, entre las que ha destacado el fomento de un marco regulador estable, la reducción de cargas burocráticas a ciudadanos y empresas, la centralización de compras de medicamentos y productos sanitarios y la publicación anual de las retribuciones.

Por último, la consejera de Hacienda ha enmarcado este Plan en las medidas exigidas por el Gobierno para adherirse a la línea de préstamo para agilizar el pago de la deuda con sus proveedores, un punto en el que ha aprovechado para llamar a los suministradores afectados por la deuda a dar a conocer a la Administración su voluntad expresa de adhesión porque, de no ser así, "no cobrarán".