El patronato de la FPH aprueba las cuentas de 2011, año en el que invirtió más de dos millones

La fachada de la USAL es un proyecto en ejecución en el año 2011
El Patronato de la Fundación del Patrimonio Histórico ha aprobado este viernes las cuentas del ejercicio 2011 en el que, con una inversión de 2.104.000 euros, se llevaron a cabo nueve intervenciones de restauración de bienes muebles, inmuebles y actuaciones de divulgación histórica o arqueológica.

Asimismo, durante el pasado año, se trabajó en seis bienes más y se prepararon actuaciones en otros 29, además de desarrollar un "amplio programa" de intervención arqueológica, mantenimiento y conservación de bienes culturales, difusión cultural, investigación, formación y edición de publicaciones.

La mayor inversión, el 81 por ciento, fue a parar al programa de restauración y puesta en valor de bienes culturales; el siete por ciento se dedicó a la labor de difusión cultural y divulgación del Patrimonio; el 5,4 por ciento se empleó en la puesta en marcha de programas de formación y el 6,6 por ciento restante, para editar publicaciones.

La creación de empleo promovida por la actividad de la Fundación, según ha informado en un comunicado, ha sido uno de los datos más valorados por los patronos que han conocido cómo, en 2011, la Fundación ha creado 78 puestos de trabajo de diversa cualificación a tiempo completo.

El patronato ha conocido también el desarrollo del presupuesto del año en curso, 2012, que es de 2.767.700 euros, un 31,5 por ciento superior al de 2011.

Actividad
El patronato ha conocido además la memoria de actividades de 2011, que refleja las actuaciones concluidas en ese año: la restauración de la fachada occidental de la catedral de Palencia; la Capilla de las Reliquias, también del primer templo palentino; la Capilla del Santo Cristo de Santa María de Yanguas, Soria; los artesonados de San Facundo y San Primitivo de Cisneros, Palencia; el Castillo de Villalonso, Zamora; el retablo mayor de la colegiata de San Pedro de Lerma, Burgos; el órgano de la Epístola de la catedral de Segovia; la redacción del Plan director del puente mayor de Toro, Zamora y la excavación arqueológica de la basílica paleocristiana de Marialba de la Ribera, Villaturiel, León.

Como intervenciones en ejecución, en 2011, aparecen el castillo de Castrojeriz, Burgos; la puesta en valor de conjuntos de huellas de dinosaurios de la provincia de Burgos; la fachada de la Universidad de Salamanca; la Puerta de Santiago de la muralla de Segovia; la fachada de la iglesia de San Juan de Letrán de Valladolid y la sillería del coro del monasterio de San Martín de Castañeda, en Galende, Zamora.

El personal de la FPH hizo, el año pasado, 26 visitas de seguimiento para comprobar el mantenimiento y la conservación de inmuebles restaurados y orientar a sus propietarios sobre cómo actuar para preservarlos.

Además, ocho investigadores contaban a finales de 2011 becas de la Fundación, que mantuvo también su programa de turismo cultural; los Premios Patrimonio de Periodismo; el concurso escolar Los Nueve Secretos; el fotográfico 'Cada lugar, una historia', su programa de música 'Las Piedras Cantan', el simposio anual y su línea de publicaciones monográfica 'Cuadernos de Restauración', así como la revista Patrimonio. El año pasado, la Fundación reforzó sus vías de comunicación social, a través de Facebook.

En 2011, la Fundación del Patrimonio Histórico firmó nueve convenios de colaboración con distintas entidades para promover actuaciones conjuntas.