El patinador Javier Fernández se desquita de Sochi

El patinador español Javier Fernández junto a los japoneses que fueron oro y plata

El patinador español Javier Fernández conquistó este viernes la medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Patinaje Artístico, que se está celebrando en la localidad japonesa de Saitama.

Un éxito con el que cierra un brillante año y con el que se desquita de lo sucedido hace un mes en Sochi (Rusia).

 

El madrileño no pudo contener a los japoneses Yuzuru Hanyu y Tatsuki Machida y se tuvo que conformar, pese a un brillante Programa Largo, con repetir el tercer puesto del podio como sucediera el año pasado cuando entonces hizo historia en London (Canadá).

 

El doble campeón de Europa era uno de los favoritos al podio en esta cita mundialista, donde además esperaba tomarse la revancha deportiva de lo sucedido en los Juegos Olímpicos, donde rozó la medalla de bronce. En Saitama, donde la selección española de baloncesto hizo historia en 2006, el pupilo de Brian Orser dio un paso más en su consagración en la elite.

 

Si bien es cierto que en Saitama no estaban ni el triple campeón del mundo y plata en Sochi, Patrick Chan, ni Denis Ten, subcampeón del mundo en 2013 y bronce olímpico, Fernández no falló y fue atrevido, aunque los anfitriones fueron casi inalcanzables, sobre todo Hanyu, que firmó un sensacional ejercicio libre para remontar de la tercera plaza al título, su segundo gran éxito en un mes tras su oro olímpico.

 

El patinador madrileño partía con la segunda mejor nota del Programa Corto y acertó a defenderse en el Programa Largo, donde sumó 179.51 puntos, muy superior a la de hace un mes en Sochi (166.94), donde cometió pequeños errores, pero todavía lejana a su mejor nota en un ejercicio libre, los 186.07 con los que se coronó campeón de Europa el año pasado.

 

El doble campeón de Euroa finalizó con 275.93 puntos después de un ejercicio bajo los acordes de la banda sonora de 'Peter Gunn' y 'Harlem Nocturne', donde volvió a dejar claras sus cualidades, ejecutando tres 'cuádruples', el único en hacerlo en este campeonato, pero cometiendo un fallo en el 'triple lutz' que dejó en simple y le costó puntos.

 

Esto le alejó de la posibilidad de pelear por cotas más altas, reservadas para los locales Hanyu y Machida. El campeón olímpico hizo un soberbio Programa Largo, que le valió 191.35 puntos, suficientes para saltar de la tercera plaza del Corto al título con 282.59, solo 33 centésimas mejor que el de su compatriota, que se quedó con la plata, su primer gran metal.