“El Partido Popular no ha hecho nada por Ávila más allá de las eternas promesas propias de las elecciones”

Milagros Hernández, número dos al Congreso de los Diputados, y Teresa López Alija, número tres al Senado por Unidos Podemos, recuerdan “quiénes son los culpables de la crisis” y ponen en duda la legitimidad de los mensajes de aquellos que “únicamente se acuerdan de Ávila en cada periodo electoral”

Izquierda Unida de Ávila afronta las próximas Elecciones Generales 2016 como una oportunidad para “construir un nuevo país” pero sobre todo una oportunidad “de cambio”. Un mensaje “de ilusión” que la formación de izquierdas quiere transmitir en los próximos días junto a su apuesta decidida “por la convergencia de las fuerzas de izquierdas en Unidos Podemos, una coalición desde la que impulsar la oportunidad de la gente por una alternativa frente a los culpables de la crisis y los responsables de los recortes” señalan Milagros Hernández y Teresa López Alija, miembros de Izquierda Unida de Ávila e integrantes de la candidatura de Unidos Podemos al Congreso y Senado.


Un mensaje “de realidad presente” y un mensaje “de ilusión futura” señalan las candidatas. Porque en esta campaña electoral “los candidatos de Unidos Podemos vamos a remarcar que el cambio, incluso en esta provincia, es posible. Que frente a aquellos políticos que dicen representar a los abulenses y sus problemas, que únicamente pisan esta provincia buscando la foto en periodo electoral, existe una alternativa de cambio”.


Un periodo en el que la formación de izquierdas tiene claro que está en juego “no sólo el futuro de este país, sino el futuro de esta provincia”. Una provincia marcada por la pérdida de población, por la falta de oportunidades laborales, por el aislamiento y la falta de comunicación… “Unidos Podemos es una oportunidad para Ávila”.


Izquierda Unida de Ávila afronta así el próximo periodo electoral como una oportunidad de “construir un nuevo país, y eso sólo se hace poniendo en cuestión las actuales estructuras”, haciendo alusión a un cambio de modelo “de abajo hacia arriba, con los ciudadanos, con aquellos a los que el Partido Popular se han hecho responsables de las consecuencias de la crisis”. Porque Las candidatas de Unidos Podemos consideran necesario hablar de “la crisis y sus culpables. Aquellos que la generaron la quieren hacer olvidar en base a promesas que nunca han cumplido y tras las que lo que realmente se esconde es una política de recortes y ajustes”.