El Partido Popular considera que las líneas ferroviarias que unen Ávila con Madrid, Valladolid y Salamanca, deben ser consideradas como obligación de servicio público

Para González “El Gobierno tiene que considerar la rentabilidad social por encima de la económica en los servicios ferroviarios que afectan a Ávila”

El Partido Popular de Ávila considera que “todos los tráficos ferroviarios de media distancia de la provincia deben estar sujetos a la obligación de servicio público y, en consecuencia, las prestación de estos servicios no debe ser afectada por las medidas que pueda adoptar el Gobierno en relación a la propuesta que está elaborando sobre reestructuración de servicios e infraestructuras ferroviarias que no generen rentabilidad desde el punto de vista económico”

.

 

El diputado popular, Sebastián González, ya se interesó por esta cuestión al conocer los datos sobre el número de viajeros que utilizaron los servicios ferroviarios durante los años 2010 y 2011, y los déficits que generan tales servicios. Así lo planteó en los debates de los Presupuestos Generales del Estado a la Secretaria General de Transportes quién, en respuesta a González, manifestó que “aún no se podía determinar los efectos que tendría en los servicios de Madrid-Ávila-Valladolid y Madrid-Ávila-Salamanca”.

.

 

Como se sabe, antes de que finalice el año, el Ministerio de Fomento tiene que elevar al Consejo de Ministros una propuesta de reestructuración de los servicios ferroviarios en función de su rentabilidad económica y social, al objeto de una mayor eficiencia.

 

 

“El Gobierno tiene que considerar la rentabilidad social por encima de la económica en los servicios ferroviarios que afectan a Ávila”, ha manifestado Sebastián González poniendo de relieve que ”es necesario adaptar algunos de estos servicios a horarios más racionales con las necesidades de los abulenses, porque esa sería la forma de incrementar los viajeros y, en consecuencia, reducir los déficits de los servicios”.”No es racional que el viajero tenga que hacer trasbordo en Villalba y esperar diez minutos en sus desplazamiento a Madrid”

 

 

González, es consciente de la reestructuración que debe hacer el Gobierno en los servicios ferroviarios de media distancia, a tenor de la normativa europea y la inminente liberación del transporte ferroviario de viajeros, pero espera que la rentabilidad social prime a la hora de fijar estos servicios como obligación de servicio público al objeto de evitar cualquier medida negativa que pueda afectar a los servicios actuales. Así se ha transmitido ya al Ministerio de Fomento y se volverá a reiterar en futuras reuniones de los parlamentarios abulenses del Partido Popular con responsables del Ministerio.