El Papa ordena poner duchas para los 'sin hogar' bajo la columnata de Bernini en San Pedro

Papa Francisco

El Papa ha ordenado habilitar tres duchas en los baños existentes para peregrinos ubicados bajo la columnata de San Pedro, en el Vaticano. Su prelado trabaja para que algunas parroquias habiliten también duchas yaseos para los sin hogar.

Los trabajos comenzarán el 17 de noviembre con el objetivo de proporcionar a los 'sin techo' que duermen en los alrededores de la plaza que podrán lavarse y cambiarse de ropa bajo las ventanas del Palacio Episcopal.

 

Desde hace algún tiempo, el Vaticano estaba planeando renovar los baños para los peregrinos y fue el limosnero del Papa, Konrad Krajewskiel, quien planteó hacer una variación y habilitar tres duchas bajo la columnata de Bernini, según una información del diario Stampa.

 

La idea surgió a raíz de una invitación a cenar en un restaurante de Monseñor Krajewskiel, elegido por Francisco para llevar ayuda a los necesitados, a Franco, una persona sin hogar que conoció a la salida de una iglesia el día que cumplía 50 años, de los que diez los ha pasado en la calle. "Pero yo apesto", le respondió Franco al capellán del Papa, conocido como 'Don Conrado', ante la invitación.

 

Pese a ello, ambos fueron a cenar a un restaurante chino y allí Franco le explicó al prelado que, en Roma "siempre hay un lugar para comer pero no para asearse". Cáritas y parroquias como la de San Egidio tienen comedores y duchas, pero siempre "tienen un montón de gente", le explicó Franco.

 

El capellán del Papa, que hasta entonces siempre había considerado la comida como la necesidad primaria de las personas sin hogar, decidió no perder el tiempo y ponerse manos a la obra para atender las necesidades de los 'sin techo'.

 

"En el Evangelio, Jesús siempre utiliza la palabra y es ahora que debemos responder a la necesidad", ha explicado el prelado que trabaja para que algunas parroquias locales habiliten también duchas y aseos, en una ciudad donde los baños públicos están cerrados y las personas sin hogar no pueden entrar en los bares para ir al aseo.

 

"No es simple, es más fácil preparar los sándwiches que un servicio de duchas. Necesitamos voluntarios, toallas usadas, ropa", ha reconocido 'Don Corrado', quien ha destacado tambien la aportación de la Fundación Andrea Bocelli para financiar el proyecto.

 

El capellán del Papa está, además, tratando de involucrar a los estudiantes de una escuela de peluquería para poder ofrecer a las personas que no tienen hogar no solo una ducha, sino también un corte de pelo cuando lo necesiten. "Ser capaz de ofrecerles una ducha y aseo a los peregrinos sin hogar les hace menos vulnerables a las enfermedades que se transmiten por la suciedad", ha concluído 'Don Conrado'.