El Papa anima a los españoles a seguir los cuatro caminos que enseñó Santa Teresa: alegría, oración, fraternidad y el del propio tiempo

El Papa Francisco

El Papa Francisco ha pedido "comunidades cristianas más fraternas" que, siguiendo el camino marcado por Santa Teresa de Jesús, estén caracterizadas por la "humildad" y amen "más y mejor" a los demás, sobre todo, a los más pobres. 

"¡Cómo desearía, en estos tiempos, unas comunidades cristianas más fraternas donde se haga este camino: andar en la verdad de la humildad que nos libera de nosotros mismos para amar más y mejor a los demás, especialmente a los más pobres! ¡Nada hay más hermoso que vivir y morir como hijos de esta Iglesia madre!", ha exclamado el Papa en su mensaje con motivo de la apertura del Año Jubilar Teresiano.

Concretamente, ha indicado que Santa Teresa enseña a los españoles y a todos los fieles cuatro caminos: el de la alegría, la oración, la fraternidad y el del propio tiempo.

En cuanto a la fraternidad, el Pontífice ha recordado que la santa "reformadora", con "la inspiración divina y su intuición femenina", respondió a los problemas de la Iglesia y de la sociedad de su tiempo proponiendo fundar pequeñas comunidades de mujeres que, a imitación del "colegio apostólico", siguieran a Cristo viviendo sencillamente el Evangelio.

Asimismo, el Papa ha animado a "andar alegres" --un consejo que Santa Teresa daba a sus monjas-- porque "un santo triste es un triste santo". Según ha precisado, al igual que a uno de sus monasterios en dificultades, la santa dice también hoy a los cristianos, especialmente a los jóvenes: "¡No dejen de andar alegres! ¡El Evangelio no es una bolsa de plomo que se arrastra pesadamente, sino una fuente de gozo!".

Por otro lado, se ha referido al camino de la oración para señalar que "rezar no es una forma de huir, tampoco de meterse en una burbuja, ni de aislarse, sino de avanzar en una amistad que tanto más crece cuanto más se trata al Señor". Así, ha recordado los consejos de la santa que, a su juicio, son "de perenne actualidad" en una cultura "de los provisorio", en un mundo "sin esperanza" y repleto de "ídolos".

"En una cultura de lo provisorio, vivan la fidelidad del 'para siempre, siempre, siempre' (Vida 1,5); en un mundo sin esperanza, muestren la fecundidad de un 'corazón enamorado' (Poesía 5); y en una sociedad con tantos ídolos, sean testigos de que 'solo Dios basta" (Poesía 9)", ha remarcado.

En cualquier caso, el Papa también ha destacado que esta santa escritora y maestra de oración fue al mismo tiempo "misionera por los caminos de España" y no se separó de "las preocupaciones de la gente". En este sentido, ha asegurado que "vivió las dificultades de su tiempo tan complicado sin ceder a la tentación del lamento amargo, sino más bien aceptándolas en la fe como una oportunidad".

Para Francisco, el "realismo teresiano" exige "obras en lugar de emociones y amor en vez de ensueños" así como "amor humilde frente a un ascetismo afanoso". "Cuando arde el mundo, no se puede perder el tiempo en negocios de poca importancia. ¡Ojalá contagie a todos esta santa prisa por salir a recorrer los caminos de nuestro propio tiempo, con el Evangelio en la mano y el Espíritu en el corazón!", ha subrayado.

Noticias relacionadas