El palacio de los Verdugo acoge la exposición andalusí 'Nosotros los Moriscos'

En la muestra se pueden encontrar numerosos objetos auténticos de época y de uso cotidiano, que van desde piezas cerámicas a objetos funerarios, pasando por textiles, joyería e instrumentos musicales. Permanecerá abierta al público de forma gratuita durante los días que se celebre la décimo octava edición de las Jornadas Medievales.

El patio del palacio de los Verdugo de la capital abulense acogerá durante los días de celebración de las Jornadas Medievales, la exposición andalusí 'Nosotros los Moriscos', en la que se pueden encontrar numerosas piezas auténticas utilizadas por nuestros antepasados moriscos como piezas cerámicas, textiles o joyería, que metaforicamente hacen un recorrido que lleva desde la vida, con el agua como punto de partida, hasta la muerte.

 

La exposición, organizada por Alquimia, corre a cargo de Mohamed Ventura, presidente de la Asociación de Ceramistas Andalusíes, musulmán y valenciano, que llega a Ávila, según explicó, a "enseñar a la gente los usos y costumbres de sus antepasados, a conocer parte de su identidad", porque "no es algo extraño a ellos mismos" y está "muy lejos de esa imagen que se da de los musulmanes en los medios de comunicación".

 

La exposición, como se indicaba, comienza con el agua, con una pequeña fuente de mosaico que muestra como "Allah describe en el Corán cómo ha creado la vida a partir del agua y situó su trono sobre el agua". Junto a ella, aparecen las cerámicas de barro, románicos y de herencia ibérica, como es el caso de botijos o vasijas, una herencia andalusí que "en su día llegó a Marruecos como un gran avance", explicó Ventura, quien indicó que todos estos objetos "son cosas que tenían un usos cotidiano y que, en algunos casos, lo siguen teniendo".

 

Siguiendo la exposición nos encontramos con el tema de la música andalusí, un clásico pra el mundo árabe representado por diferentes instrumentos como cheremías, ney, derbuka, vendir, bongos y timbales, canun, rabab, laúdes, satur o buzuki. Y junto a ello, otras dos colecciones de objetos de gran importancia, como son la joyería en plata de distintas épocas y los textiles, como son los caftanes, zaraulles, chalecos, gorros andalusíes o las babuchas.

 

En la última etapa de la exposición se representa el rito funerario, con distintos objetos y mobiliario, todo ello acompañado de un Corán, fundamental para la religión musulmana.