El Palacete de Pedralbes, en ruinas y sin rastro de sus supuestos nuevos propietarios

Foto: EP

El que fuera el hogar de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín se encuentra completamente en ruinas. Deshabitado y desolado, el Palacete de Pedralbes sigue sin tener nuevos inquilinos, esos que compraron en junio del año pasado la famosa vivienda de la calle Elisenda de Pinós. 

Según el relato de la periodista Pilar Eyre, la casa de los que fueron Duques de Palma está abandonada. La escritora describe en La Otra Crónica como ha visto con sus propios ojos el actual estado de la vivienda: "Me encaramo en el muro y veo un jardín yermo, una horrible cerca de plástico que ha quedado al descubierto porque los arbustos que la ocultaban se han secado, macetas caídas, no alcanzo a ver la piscina pero el aspecto de toda la casa es de desolación y abandono".    

 

 

Un abandono que no estaría justificado de ser cierto que los compradores extranjeros -que pagaron 6,9 millones de euros- tenían mucha prisa en ocupar este Palacete para empezar allí una nueva vida con su familia.

 

De esta pareja no hay ni rastro por Pedralbes, los trabajadores de la zona le confirmar a Pilar Eyre el abandono al que está sometida la vivienda: "Es una casa vacía, ni se han hecho obras, ni hemos visto traslados de muebles, ni visitas. No hemos visto a nadie, y pasamos por aquí todos los días".