El padre defiende a su hijo: Neymar no participó en las negociaciones con el Barcelona

Ha reiterado que su hijo no tuvo "nada que ver" con lo acordado en las conversaciones que desembocaron en su marcha desde el Santos al club culé.

El padre del delantero brasileño del Fútbol Club Barcelona Neymar da Silva ha exculpado este martes a su hijo, investigado por la presunta comisión de delitos de estafa y corrupción entre particulares cometidos en su fichaje por el club azulgrana, y ha precisado ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que no participó en las negociaciones para su contratación, han informado fuentes jurídicas.

  

Neymar da Silva padre, ha contestado durante más de dos horas a las preguntas del magistrado, ante el que ha realizado un repaso pormenorizado de los detalles que rodearon la contratación impulsada a través de la empresa familiar N & N. Ha reiterado que su hijo no tuvo "nada que ver" con lo acordado en las conversaciones que desembocaron en su marcha desde el Santos al club culé.

  

El interrogatorio se ha reanudado tras un corto receso y continuará con las preguntas del fiscal José Perals y el resto de partes personadas.

  

El delantero azulgrana abandonó a las 18.30 horas el tribunal, tras prestar permanecer ante el juez durante una hora y medio. Se marchó de las dependencias judiciales entre los chillidos histéricos de varias fans que esperaban su salida, a las que firmó autógrafos.

 

QUEBRAR LA LIBRE COMPETENCIA

  

El juez De la Mata admitió en junio pasado una querella presentada por la empresa de representación de futbolistas DIS-Esportes e Organizaçao de Eventos, que poseía el 40 por ciento de los derechos federativos del jugador, al entender que el equipo azulgrana pudo adquirirlos en 2013 "fuera de la normal competencia" y por un valor "inferior al del mercado".

  

Según el juez, la operación para adelantar la incorporación del futbolista a la temporada 2013-2014 pudo "quebrar la libre competencia en el mercado de fichajes" y causar un perjuicio económico a los propietarios de los derechos federativos del jugador.

  

El Barça firmó en noviembre de 2011 un contrato con Neymar y la sociedad de su padre, N&N, por el cual el Barça se hacía con sus derechos cuando finalizara su contrato con el Santos, en 2014, con un coste de 40 millones de euros.

  

El jugador debía rechazar todas las ofertas que recibiera, con una cláusula por incumplimiento para todas las partes de 40 millones. En ese año se firmó, además, un contrato de préstamo de 10 millones que el Barça abonó en diciembre. Entre 2013 y 2014 se abonaron los 30 millones restantes.    

  

De la Mata, que abrió juicio oral por el 'caso Neymar' el pasado 13 de mayo, cifró el coste real del traspaso en 83,3 millones de euros, en contra de lo defendido por el expresidente del club Sandro Rosell, que aseguró que la operación se hizo por 57,1 millones. La Fiscalía elevó el coste del traspaso a 94,8 millones de euros.