El pacto PP-PSOE sólo afecta a Castilla y León

Los alcaldes y portavoces del PSOE en la provincia de Ávila conocen el pacto por la ordenación del territorio firmado entre PP y PSOE en las Cortes de Castilla y León y que afectará a sus municipios. De los tres acuerdos alcanzados, dos les afectan directamente: la permanencia de los servicios donde están y la creación de empleo 

El presidente del PSOE en Ávila, Pedro J. Muñoz, y el secretario provincial, Tomás Blanco, presentan a los alcaldes y concejales de su partido en la provincia el acuerdo alcanzado en las Cortes castellano y leonesas sobre el municipalismo.

 

Algo de vital “importancia y sensibilidad para los alcalde por la ordenación del territorio”. Según Blanco es un magnífico acuerdo, “un acuerdo histórico que hacía falta porque para la aprobación se necesita el consenso en las Cortes”.  Además, mañana jueves 4 de julio se celebrará una reunión entre los portavoces de las Diputaciones, y secretarios de política municipal y autonómicos.

 

Las tres patas sobre las que se sustenta este acuerdo, según Blanco, son:

 

1.       Que los servicios públicos se garantizan dónde están en este momento a todos los municipios de nuestra provincia “y esa era la verdadera pelea”,

 

2.       el segundo tiene que ver más con la política y es que “es verdad que tienen que racionalizarse los servicios, pero tiene que hacerse de manera coherente y consensuada, por acuerdo por 2/3 de las Cortés y eso quiere decir un consenso casi absoluto”,

 

3.       y la tercera pata es una vez más la potenciación por el empleo local a la que hay que sumar la participación de los agentes sociales para que formen parte de este debate

 

Aunque añade puede ir mejorándose con el debate

 

Para Pedro J. Muñoz el acuerdo presenta un “escenario de tranquilidad, fundamentalmente para los ciudadanos, que están viendo que en los últimos meses el PP, sobre todo desde el Gobierno central, está atacando a los servicios esenciales”.

 

Afirmando que el acuerdo entre la JCYL y el PSOE es buen si lleva consigo un equilibrio, y por tanto, es un “acuerdo razonable y trabajado con responsabilidad.

 

En cuanto a las diferencias entre Villarrubia y López, Muñoz afirmó que es algo que debe tratarse en el ámbito interno; a lo que Blanco añadió que  “no hay que ensombrecer el acuerdo con estas cosas, ya que hemos conseguido un respaldado positivo para nuestra provincia, que garantiza sus servicios. Lo otro es un mal entendimiento que se solucionará”.

 

El martes próximo, 9 de julio, se termina el periodo de enmiendas, con lo que el acuerdo queda cerrado en líneas generales, incluyendo las peticiones PSOE. Pero para Tomás Blanco “hemos cerrado la pelea de los servicios básicos de la comunidad autónomo, pero el ataque frontal del Estado de la Nación frente a la autonomía municipal sigue en pie, y por lo tanto, hay que explicarlo”.

 

Considera que esta pelea por el municipalismo sigue, y es un atropello contra la autonomía municipal y los alcaldes, “que tienen que saber lo que es suyo. Asi que está continua y va para largo”.