El origen de la menopausia: un desajuste evolutivo que permite cuidar a hijos y nietos

Menopausia (Foto: E. P:)

Investigadores de las universidades británicas de Liverpool y John Moores han utilizado un enfoque filogenético para tratar de identificar el origen evolutivo de la menopausia y apuntan que podría estar relacionada con la tendencia de muchos hijos.

Investigadores de las universidades británicas de Liverpool y John Moores han utilizado un enfoque filogenético para tratar de identificar el origen evolutivo de la menopausia y apuntan que podría estar relacionada con la tendencia de muchos hijos y nietos de quedarse a vivir en el hogar familiar, según un artículo publicado en la revista 'Biology Letters'.

 

La menopausia es un rompecabezas evolutivo ya que el fin de la reproducción parece contrario a las leyes de la selección natural, que establecen que la transmisión de los genes a la siguiente generación es el propósito principal de la vida. No obstante, los seres humanos femeninos, al igual que otros mamíferos, pasan hasta un tercio de sus vidas sin poder reproducirse.

 

Una de las explicaciones más populares es la 'hipótesis de la abuela', que sugiere que las mujeres viven de forma prolongada pasada la edad fértil o reproductiva para colaborar en el cuidado de sus nietos y garantizar que sus descendientes prosperen.

 

Una de las explicaciones más populares es la 'hipótesis de la abuela', que sugiere que las mujeres viven de forma prolongada pasada la edad fértil o reproductiva para colaborar en el cuidado de sus nietos y garantizar que sus descendientes prosperen.

 

Otros argumentan que la menopausia no ofrece ninguna ventaja evolutiva sino que se trata de una especie de "desajuste" por casualidad que se originó cuando los seres humanos tenían una esperanza de vida más baja.

 

En este trabajo, los autores utilizaron datos de 26 especies de mamíferos diferentes, incluyendo algunas poblaciones humanas ancestrales, con el objetivo de analizar la esperanza de vida entre machos y hembras después de la etapa reproductiva, así como su filopatria o tendencia a permanecer en el mismo territorio en que nacieron.

 

En este sentido, proponen un nuevo escenario mezcla de ambas hipótesis por el que la menopausia se presentaría a través de un 'desajuste' no adaptativo entre la vida útil y el período reproductivo, identificado en aquellas especies en las que los machos se quedan en el hogar familiar junto con las madres pasada su etapa reproductiva.

 

"Este beneficio adaptativo podría beneficiar a las mujeres que cuidan de sus hijos y nietos en casa. Como las mujeres son más fiables, este apoyo adicional a la familia podría garantizar que su descendencia se reproduzca con éxito", ha explicado Kevin Arbuckle, de la Universidad de Liverpool.