El Obispo de Ávila se une al dolor de las familias y pide a Dios que les de la fortaleza necesaria

El obispo de Ávila, Jesús García Burillo, ha querido unirse al dolor de las familias de las víctimas y heridos en el accidente de abutobús ocurrido en el municipio abulense de Tornadizos al tiempo que ha pedido a Dios que les de la "fortaleza necesaria" para afrontar "este duro trance".



ÁVILA, 8 (EUROPA PRESS)



García Burillo, en un comunicado remitido a Europa Press, ha querido, además, expresar sus condolencias "y rodear con su afecto y oración" a las familias afectadas "por el drama" y se use a su dolor, además de que ha pedido al "señor que les aporte ayuda y consuelo en su prueba".

"en estos terribles momentos para ellos quiero que sientan que no están solos sino que, espiritualmente, la Iglesia les acompaña" ha afirmado el prelado abulense, quien ha confiado a las víctimas "a la misericordia de Dios" para que las acoja con su luz "en su eterno descanso".

El obispo se trasladará al polideportivo Carlos Sastre de Ávila hasta donde han sido llevado los familiares de las víctimas que están recibiendo apoyo y asistencia psicológica.