El obispo de Ávila se encontrará con el Papa Francisco el jueves 27 de febrero

El próximo jueves 27 de febrero, dentro de la Visita Ad Limina, Jesús García Burillo, presentará al Pontífice la realidad diocesana de Ávila, y responderá a las eventuales preguntas que pueda formularle el Papa.

Monseñor Jesús García Burillo se encuentra ya en Roma desde este fin de semana, para participar desde hoy lunes en el primer turno de obispos españoles que realizan la Visita Ad Limina. Junto con el resto de obispos de la provincia eclesiástica de Valladolid (una provincia eclesiástica es un grupo de diócesis al frente de las cuales hay una archidiócesis; en nuestro caso, la de Valladolid), tendrá la oportunidad de saludar personalmente al Papa Francisco el próximo jueves 27 de febrero, en un encuentro en el que presentará al Pontífice la realidad diocesana de Ávila, y en la que nuestro Obispo deberá responder a las eventuales preguntas que pueda formularle el Papa. Previo a este encuentro, Monseñor García Burillo peregrinará a la tumba de los Apóstoles, y visitará los diferentes dicasterios que componen la Curia romana.


Según la disciplina canónica, el obispo diocesano realiza, cada cinco años, la tradición de la Visita Ad Limina para honrar los sepulcros de los santos Apóstoles Pedro y Pablo y encontrar al sucesor de Pedro, el obispo de Roma. Sin embargo, la última Visita que se realizó tuvo lugar en 2005; y, aunque no pudo completarse debido al empeoramiento de la salud del papa Juan Pablo II, el Obispo abulense sí tuvo oportunidad de realizarla y conversar con el que será en breves fechas nuevo Santo de la Iglesia católica.

 

Está previsto que, en esta ocasión, el Santo Padre reciba a los obispos en grupos. La Visita no atañe únicamente a la persona del Obispo, sino que con él peregrina toda la Diócesis en su persona, y las palabras del Papa.

Noticias relacionadas