El Obispo de Ávila, reelegido presidente de la Comisión Episcopal de Patrimonio

Jesús García Burillo, Obispo de Ávila

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española ha reelegido al Obispo de Ávila, Monseñor Jesús García Burillo, como Presidente de la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural para el trienio 2014 - 2017, un cargo que viene desempeñando desde noviembre de 2009. Como Presidente de una Comisión Episcopal, Mons. García Burillo seguirá siendo miembro de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal.

En el ámbito del Patrimonio, el pasado noviembre de 2013, el Obispo abulense fue elegido como Presidente de la Fundación Las Edades del Hombre, entidad que promueve la conservación, desarrollo, protección y difusión del patrimonio de Castilla y León, y que celebrará en 2015 una muestra especial en nuestra diócesis (de forma conjunta con Alba de Tormes) con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa.


QUÉ ES LA COMISIÓN DE PATRIMONIO CULTURAL


Una Comisión Episcopal es un órgano constituido por la Conferencia Episcopal Española para el estudio y tratamiento de algunos aspectos concretos de la acción pastoral común de la Iglesia. En la actualidad existen 14 Comisiones Episcopales: Clero, Enseñanza y Catequesis, Medios de Comunicación, Doctrina de la Fe, Apostolado Seglar,… Y una de ellas es la de Patrimonio Cultural. Cada Comisión está formada por un Presidente y varios obispos. Tiene también un secretariado y un equipo de consultores. Una composición que refleja la amplitud y complejidad de la vida de la Iglesia, llena de vida.



Por “Patrimonio Cultural de la Iglesia” se entienden los bienes culturales que la Iglesia ha creado, recibido y conservado durante siglos y que, en la actualidad, utiliza para el culto, la evangelización y la difusión de la cultura. Unos bienes que son testimonio y producto de la fe del pueblo español, creaciones artísticas, huellas históricas, manifestaciones de cultura y civilización. Por “bien cultural” se entiende el conjunto de bienes de valor artístico, histórico, paleontológico, etnológico, etnográfico, musical, audiovisual, científico, técnico, documental o bibliográfico de titularidad eclesiástica, que tienen una finalidad religiosa o son de inspiración católica. Tan sólo basta con mirar a las iglesias de nuestros pueblos, centenarias, bellamente construidas por arquitectos, con gran esfuerzo conservadas en sus retablos, sus imágenes, sus órganos. Pensemos también en los archivos de estas iglesias, en los tesoros históricos que se encuentran en nuestras catedrales y basílicas. Es, en definitiva, la vida de generaciones de comunidades de cristianos que han expresado bellamente su fe en Dios. De todo esto se encarga la Comisión de Patrimonio Cultural.


También se ocupa de la relación con las entidades civiles para la conservación de este patrimonio eclesiástico, estableciendo diversos acuerdos con las administraciones públicas para colaboraciones económicas, de cuidado y exhibición de las obras artísticas de nuestro patrimonio.


La atención a los bienes culturales de cada diócesis depende de su propio Obispo. Esta Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural está al servicio de todas las diócesis para ayudarles en lo que necesiten en este ámbito. Tiene, por tanto, una función subsidiaria.


COMISIÓN PERMANENTE


Recordamos, asimismo, que el hecho de presidir una Comisión Episcopal, le otorga a Mons. García Burillo un puesto en la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española. Un órgano que prepara las Asambleas Plenarias y ejecuta las decisiones adoptadas en ellas, hace declaraciones sobre los temas urgentes de la vida de la Iglesia y de la sociedad en su conjunto (de los que se informa a la Santa Sede), resuelve temas urgentes que no requieren la intervención de la Plenaria, y estudia el balance económico y el presupuesto de la CEE, entre otros cometidos.