El obispo de Ávila manda un mensaje de condolencia a las víctimas del accidente de Santiago de Compostela

El Obispo de Ávila, Mons. Jesús García Burillo, consternado por el dramático accidente de tren, que se ha cobrado ya 78 víctimas mortales y numerosos heridos, ha enviado esta misma mañana de jueves un mensaje al Arzobispo de Santiago de Comspostela, Mons. Julián Barrio, en el que muestra su profunda aflicción por lo ocurrido

En la misiva, el prelado abulense afirma que, tras el reciente accidente de carretera sucedido en Ávila a principios de este mes de julio, “comprendemos mejor la enorme tragedia que la Archidiócesis y todo el pueblo de Galicia está viviendo en estos momentos, cuando comienza el día de la solemnidad de Santiago Apóstol”.

 

Mons. García Burillo se muestra sobrecogido por la noticia, y expresa al Arzobispo de Santiago “mi profundo dolor y el de toda esta Diócesis por el terrible accidente ocurrido en Santiago. Encomendamos al Señor a todos los difuntos fallecidos, para que el Señor les conceda el descanso eterno. Encomendamos al Señor a todos los heridos para que su recuperación pueda ser rápida y puedan volver a pronto a sus hogares.

 

Encomendamos, finalmente, a los familiares de los fallecidos y heridos para que el Señor les consuele y sea su verdadera esperanza, como el Santo Padre deseaba ayer a todos desde el Santuario de Nª Sra. Aparecida”.

 

Finalmente, el Obispo de Ávila asevera que, con estos sentimientos, la diócesis “le asegura nuestra comunión en el dolor y nuestro apoyo de firme esperanza, en particular para todas las personas afectadas. Que el Apóstol sea vuestro Santo protector”