El número de parados cayó en 6.749 personas en mayo en Castilla y León

Una oficina del Ecyl

El paro registrado en CyL cayó un 6,84 por ciento en comparación con el año anterior, algo más que la media española (-6,51 por ciento).

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León cayó en 6.749 personas en mayo de 2014, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad se sitúa, en concreto, en 227.384, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.


En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en el mes de mayo registró un descenso del 2,88 por ciento respecto a abril (en el resto de España el paro cayó un 2,39 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país bajó en 111.916 hasta situarse en un total de 4,57 millones).

En comparación con mayo de 2013, el paro registrado en Castilla y León bajó un 6,84 por ciento (16.705 desempleados menos) mientras que en España bajó un 6,51 por ciento, el equivalente a 318.543 parados menos.

 

En este caso, Castilla y León registró la 13 peor evolución del paro en términos interanuales, tras Aragón (-11,17), Baleares (-10,89), Cantabria (-10,60), Murcia (-9,40), Cataluña (-7,76), Valencia (-7,67), La Rioja (-7,66), Navarra (-7,58), Canarias (-7,41), Galicia (-7,20), Madrid (-7,08) y Asturias (-7,00), si bien el desempleo subió en Ceuta (4,11) y Melilla (3,48).

 

El paro cayó en el mes de mayo con respecto a abril en todas las provincias de Castilla y León, con especial incidencia en Segovia donde bajó un 4,20 por ciento (521 parados menos). Le siguen Soria (-4,09 por ciento, 264 parados menos), Valladolid (-3,58 por ciento, 1.816 desempleados menos) y Burgos (-3,08 por ciento, 973 parados menos).

 

También bajó el desempleo en Palencia, con un -3,02 por ciento (460 parados menos); Zamora, con un -2,69 por ciento (499 parados menos); Salamanca, con un -2,57 por ciento (905 personas sin empleo menos); León, -2,07 por ciento (954 parados menos) y Ávila, con un descenso del 1,98 por ciento (357 desempleados menos).

 

En comparación con mayo de 2013, el paro bajó también en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en Soria (-9,71 por ciento, 666 parados menos); Salamanca (-9,42 por ciento, 1.235 parados menos); Burgos (-8,03 por ciento, 2.673 empleados más); Valladolid (-7,50 por ciento, -3.966 parados); Palencia (-6,70 por ciento, 1.062 parados menos); León (-6,68 por ciento, -3.226 parados) y Ávila (-6,23 por ciento, 1.171 desempleados menos).

 

El desempleo también cayó en términos interanuales en las provincias de Salamanca (-5,34 por ciento, 1.932 parados menos) y Zamora (-4,12 por ciento, 774 parados menos).

 

Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (227.384) se reparte del siguiente modo: Ávila, 17.631; Burgos, 30.595; León, 45.086; Palencia, 14.785; Salamanca, 34.243; Segovia, 11.872; Soria, 6.193; Valladolid, 48.947, y Zamora, 18.032.

 

POR SECTORES Y SEXOS

 

Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en mayo cayó especialmente en servicios (2.525 personas) además de construcción (-2.088), agricultura (-1.058) e industria (-930) con menor incidencia en el caso del colectivo de sin empleo anterior (148 parados menos).

 

En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 21.097 son extranjeros) se distribuye por sectores del siguiente modo: 136.337 en el sector servicios; 30.307 en construcción; 24.111 en industria; 23.219 en el colectivo de sin empleo anterior y 13.410 en agricultura.

 

En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 118.793 mujeres y 108.591 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 12.066 frente a 10.196.

 

EVOLUCIÓN EN LA CONTRATACIÓN

 

Mientras tanto, la contratación aumentó en Castilla y León en el mes de mayo, cuando se firmaron 61.663 contratos, un 17,46 por ciento más que en el mes anterior (9.165 en términos absolutos), frente a un incremento del 12,50 por ciento en el resto del país. Se trata de la novena mejor evolución de la contratación, que cayó en la zona extranjera (-8,16).

 

Con respecto al mes de mayo de 2013, la cifra es un 11,69 por ciento superior (6.454 contratos más). En España la contratación creció un 13,66 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior. En este caso, el dato regional es el séptimo peor a nivel nacional.

 

La contratación aumentó en todas las provincias de Castilla y León, con especial incidencia en Salamanca (27,40 por ciento y 1.805 contratos), Valladolid (24,76 por ciento y 3.044 contratos más), Burgos (17,95 por ciento, 1.528 contratados más), Zamora (17,30 por ciento y 550 nuevos contratos) y Palencia (16,24 por ciento, 697 contratos más).

 

También subió la contratación en Segovia (11,54 por ciento, 436 contratos), Ávila (11,14 por ciento, 357 contratos), León (8,75 por ciento, 739 contratos) y Soria (0,41 por ciento, 9 contratos más).

 

En comparación con mayo de 2013 la contratación aumentó en todas las provincias con especial incidencia en Burgos (20,85 por ciento), Palencia (18,99 por ciento), Zamora (17,45 por ciento), León (13,94 por ciento), Salamanca (11,46 por ciento), Segovia (8,50 por ciento), Soria (6,20 por ciento), Valladolid (5,53 por ciento) y Ávila (3,55 por ciento).

 

Finalmente, la contratación indefinida cayó en el último mes con respecto a abril en Castilla y León un 2,01 por ciento (95 contratos menos) hasta alcanzar la cifra de 4.635 contratos indefinidos. En España la contratación indefinida con respecto al mes anterior descendió un 5,45 por ciento.

 

Por provincias, cayó la contratación indefinida en Soria (-15,23 por ciento), Segovia (-8,98), Salamanca (-8,32), Burgos (-6,22) y Valladolid (-2,22) y subió en Palencia (8,46 por ciento) seguida de Zamora (8,39), Ávila (5,02) y León (2,50).

 

En términos anuales, el número de contratos indefinidos realizados en Castilla y León aumentó un 26,26 por ciento (964 contratos indefinidos más). En España la contratación indefinida con respecto al año anterior creció un 20,95 por ciento.

 

En este caso, la contratación aumentó especialmente en Zamora (59,68), seguida de Palencia (43,03), León (37,41), Ávila (34,95), Burgos (22,01), Valladolid (21,77), Segovia (16,67), Salamanca (12,57) y Soria (1,83).