El nuevo Plan regional para el Comercio 2016-2019 apuesta por el turismo de compras y el medio rural

La calle Santiago, una de las más concurridas de Valladolid en cuanto a compras. BORIS GARCÍA

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ha presentado el 'III Plan de Comercio: Estrategia para el Comercio de Castilla y León 2016-2019', que pretende mejorar la competitividad del sector para que preste un servicio de mayor calidad y genere más empleo.

Entre las medidas que recoge el documento destacan las dirigidas a impulsar el crecimiento del turismo de compras y el tejido empresarial del medio rural.

Según ha informado Del Olmo, la Estrategia incorpora un "amplio catálogo" de acciones para los próximos cuatro años, que se enmarcan en tres grandes áreas. La primera, denominada Ordenación del Comercio, se centra en configurar un entorno favorable y atractivo tanto para el ejercicio de la actividad comercial como para la implantación de nuevos establecimientos, mediante la simplificación y agilización de los procedimientos administrativos y la mejora en la accesibilidad a la normativa reguladora.

El segundo bloque es el dedicado al Tejido Empresarial y comprende todas las iniciativas de fomento de la competitividad por la vía de la innovación y el apoyo al emprendimiento. La Junta prestará una "atención especial" a los planes de modernización y renovación que planteen los comercios --tanto en los sistemas de gestión interna como en los servicios ofrecidos al consumidor-- y promoverá la incorporación de tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Además, priorizará los proyectos de apertura de nuevas tiendas y los de sucesión empresarial, para evitar la pérdida de tejido productivo por falta de relevos y garantizar la consolidación de los puestos de trabajo.

En este apartado destaca el epígrafe dedicado a la expansión del sector en el medio rural, que incide en la comercialización de productos de la industria de Castilla y León y exprime su potencial para generar empleo. A partir de un mapa de la distribución en el territorio, la Dirección General de Comercio y Consumo de la Consejería de Economía y Hacienda trabajará para captar iniciativas comerciales que operen mediante franquicia o sistemas cooperativistas para su asentamiento en municipios de menor tamaño, bien sea con tienda propia o de la mano de emprendedores locales.

La Dinamización Comercial constituye la tercera línea de acción y en ella se enmarcan, por un lado, la promoción y difusión de la oferta comercial y, por otro, el fomento de las mejoras urbanísticas en las zonas de tiendas, de manera que el sector eleve su capacidad competitiva y de estímulo de la demanda.

PLAN CONJUNTO

En este punto la Estrategia también contempla la elaboración de un plan conjunto impulsado por las direcciones generales de Comercio y Turismo, que aproveche las sinergias de ambos sectores en favor de un mayor dinamismo económico. El objetivo es convertir las compras "en un reclamo que añadir a los alicientes turísticos que brinda la Comunidad", por lo que las acciones estarán orientadas a incorporar la experiencia de las compras a la actividad del viajero e incrementar su gasto en los establecimientos.

Las tres grandes áreas mencionadas se asientan sobre dos ejes diseñados para "garantizar la máxima eficacia" en la ejecución de las iniciativas previstas, como la Red de Agentes de Comercio Interior (RACI) y la formación o profesionalización de los recursos humanos.

La RACI no supondrá ningún incremento de plantilla, sino que estará formada por personal que ya está al servicio de las administraciones autonómica, provincial y local, que recibirá formación específica para prestar asesoramiento y apoyo técnico a los comerciantes, efectuar diagnósticos sobre sus necesidades y elaborar propuestas.

La Red de Agentes, por otra parte, confeccionará una base de datos del sector que se nutrirá de los datos que gestionan la Junta, las diputaciones y los ayuntamientos; asegurará una correcta coordinación entre las tres instituciones, y facilitará la interlocución con los profesionales.

Para complementar la labor de la RACI se creará el Portal del Comerciante, que permitirá realizar trámites telemáticos y recopilará documentación de interés para los empresarios del sector y sus representantes, como información sobre subvenciones, sucesión empresarial, concursos o fiscalidad.

En cuanto al segundo eje, la formación, la Consejería de Economía y Hacienda reforzará las acciones dirigidas a la profesionalización de recursos humanos con cursos presenciales y online de temática variada, como normativa, nuevas tecnologías, competitividad y promoción comercial.