El nuevo Plan Industrial de Nissan Ávila confirma el excedente de 50 empleos pero abre la puerta al mantenimiento de logística y limpieza

Frank Torres, este jueves en Ávila. Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

Nissan Ávila confirma que prescindirá de un excedente de plantilla de 50 empleados pero abre la puerta a la continuidad, mediante una rebaja salarial general, de los 80 puestos de trabajo de mantenimiento y limpieza. La adecuación del tamaño de la planta es uno de los cinco pilares del Plan Industrial 2014-2016 que pretende convertir a Ávila en la planta madre de Camiones Nissan en Europa.

El Consejero Director General y Vicepresidente de las Operaciones Industriales de Nissan en España, Frank Torres, ha presentado este jueves, tanto a la planta de Ávila como a la prensa, el nuevo Plan Industrial 2014-2016 para el futuro de la fábrica abulense.

 

Este Plan aporta la visión a largo plazo de que esta fábrica puede convertirse en la planta madre de fabricación de camiones ligeros para el mercado europeo y además “es la mejor hoja de ruta para asegurar el futuro de la planta de Ávila”, ha asegurado Torres. El documento  tiene por objetivo maximizar el volumen de la planta de Ávila, que para los próximos tres años -hasta 2016- tendrá unos volúmenes de producción estables de 13.000 unidades anuales.

 

Una de las oportunidades inmediatas que surgen de este Plan Industrial 2014-2016 es poder optar a la adjudicación de la versión Euro6 del Nissan NT400/Cabstar, que además supone una inversión de 29 millones de euros.

 

Si conseguimos incrementar la competitividad de la planta tendremos opciones reales de optar a este vehículo que, además, es indispensable para la planta de Ávila, ya que nos permitiría mantener las 13.000 unidades anuales y alargar la vida de este modelo hasta 2019”, ha dicho Frank Torres, que ha añadido que “cuanto antes lleguemos a un acuerdo con los trabajadores, antes podremos ir con este Plan Industrial a Japón y presentar una candidatura muy atractiva para producir el Euro6 del NT400/Cabstar”.

 

Y es que Torres ha señalado que uno de los pilares del nuevo Plan será la adaptación del tamaño de la plantilla a los objetivos, lo que reafirma el excedente de 50 empleados que tratarán de solucionar "de forma no traumática, es decir, sin despidos". En este sentido, el Consejero Director General y Vicepresidente de las Operaciones Industriales de Nissan en España ha abierto la puerta a la continuidad de los 80 puestos de trabajo en mantenimiento y limpieza que se había pensado en subcontratar, siempre y cuando se produzca un acuerdo de rebaja salarial de todos los trabajadores de la planta que compense el excedente salarial que supone esta permanencia.

 

Torres ha advertido que “de no conseguir el Euro6 del Nissan NT400/Cabstar, la situación que se plantea en Ávila es muy negativa, ya que este camión no lo podremos vender al mercado europeo que es su principal destino. Esto significaría que los volúmenes de producción de la planta caerían por debajo de las 10.000 unidades anuales. Pero este es un escenario en el que ahora no queremos pensar”.

 

Los 5 pilares del Plan Industrial 2014-2016

El Plan Industrial 2014-2016 tiene cinco pilares. El primero hace referencia a la estrategia industrial, centrada en los actuales vehículos comerciales ligeros. El objetivo de este pilar es reducir el coste total del vehículo, mejorar la competitividad de la planta para poder optar a la versión Euro6 del NT400/Cabstar y la aprobación de este Plan Industrial que significaría tener opciones de atraer nuevos modelos que surjan del nuevo plan de negocio global de Nissan a partir de 2017.

 

El segundo pilar de este plan es el que se centra en la adaptación del tamaño de la planta a la visibilidad que se tiene de la evolución del mercado y que sitúa en 13.000 las unidades que se fabricarán cada año en la planta de Ávila entre 2014 y 2016.

 

Este redimensionamiento pasa por reducir la plantilla en 50 personas. Para ello se ha presentado un plan de bajas incentivadas, un plan de prejubilaciones para los mayores de 55 años y la opción de trasladarse a la planta de Nissan en Barcelona.

 

La aprobación de un nuevo convenio colectivo modernizado es el tercer pilar del Plan. Este convenio tiene que permitir reducir los costes de la planta un 25% e incrementar la flexibilidad un 20%. El recorte de costes se quiere conseguir creando un salario de entrada para las nuevas incorporaciones que esté alineado con la media del sector en la región, con medidas de congelación salarial e incrementando hasta 222 los días que la planta está operativa.

 

Para incrementar la flexibilidad la propuesta es habilitar más sábados productivos, crear un banco de días festivos, tener la opción de mover las pausas y reducir el absentismo. Además, también plantea la necesidad de reducir los 2 millones de euros de sobrecoste que suponen las actividades no fundamentales para la fabricación de vehículos como son la logística o la limpieza.


El cuarto pilar se marca por objetivo recortar un 10% el coste total de un vehículo con medidas como la localización de piezas, la reducción del coste de los materiales y la rebaja de los costes logísticos y la gestión de los proveedores. En este sentido se podría iniciar la fabricación en Ávila de piezas que se traen de otros lugares.

 

El último pilar, el quinto, es el que contempla las inversiones que han de permitir alargar la vida de los vehículos que se fabrican actualmente, como mejoras en algunas áreas de la planta, poder optar a la producción del Euro6 del NT400/Cabstar y otras inversiones relacionadas con otros vehículos que pudieran ser adjudicados a la planta abulense.

Noticias relacionadas