El nuevo Plan de la Junta contará con la creación de la Mesa del Lobo y un Comité Científico

Lobo ibérico

Se ha establecido un cupo máximo de 17 lobos en Burgos, 50 en León, 31 en Palencia, cuatro en Soria, otros tantos en Valladolid y 31 en Zamora.

La propuesta de modificación del Plan de Conservación y Gestión del Lobo de Castilla y León se someterá a información pública en las próximas semanas, según se ha puesto de manifiesto en la reunión del Comité Técnico de Seguimiento del Plan.

  

Este órgano de consulta está presidido por el director general del Medio Natural, José Ángel Arranz, y constituido por 25 representantes de la administración, asociaciones y comunidad científica de la Comunidad.

  

Así, en la reunión celebrada este miércoles, entre otros asuntos, se ha analizado la modificación del Plan de Conservación y Gestión del Lobo, desarrollo del censo regional de la especie y los aprovechamientos cinegéticos para la temporada 2013-2014, han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

  

Además, se ha informado sobre las actuaciones llevadas a cabo en el último año, entre las que José Ángel Arranz ha destacado la estabilidad en los daños, que no se han incrementado, así como en la población.

  

El director general de Medio Natural ha renovado el compromiso de trabajo conjunto con "fluidez, transparencia, participación e información" así como el objetivo "inequívoco" de avanzar en el planteamiento y la búsqueda de soluciones que permitan acercar posturas en defensa de los intereses con el fin último de "minimizar" las consecuencias negativas que la conservación del lobo en la Comunidad pueda tener sobre la viabilidad de las explotaciones ganaderas.

  

En el transcurso de la reunión se ha presentado la propuesta de modificación del Plan de Conservación y Gestión del Lobo que se someterá al período de información pública en las próximas semanas.

  

El Plan tiene como principal objetivo reducir la conflictividad social del lobo, especialmente, la compatibilidad de la especie con la ganadería extensiva. Asimismo, pretende adecuarse a las sentencias recientes del Tribunal Supremo y reformular medidas con el fin de mejorar la gestión, ha señalado la Junta.

 

NOVEDADES

  

De esta forma, entre las principales novedades, cabe señalar establecer una nueva zonificación basada en la diferente consideración jurídica de la especie en Castilla y León en función de su situación respecto al río Duero, clarificar el aprovechamiento cinegético a través de una planificación comarcal y desarrollar un Catálogo de Buenas Prácticas Ganaderas en Zonas Loberas.

  

También se contempla la concreción y detalle del régimen de compensación de daños a la ganadería. La compensación de los daños ocasionados por el lobo se realizará conforme a la normativa vigente de caza al norte del Duero y de responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas al sur del Duero.

  

La modificación del Plan también establece la creación de dos órganos de participación y asesoramiento, la Mesa del Lobo y el Comité Científico, respectivamente.

  

La Mesa del Lobo será el instrumento de participación e intercambio de experiencias entre todos los sectores y está prevista la participación en este foro de las consejerías competentes en medio ambiente y en la ganadería, los colectivos de agricultores y ganaderos, las asociaciones de conservación de la naturaleza y los cazadores.

  

Además, se contempla la creación del Comité Científico que tiene como finalidad asesorar a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en las actuaciones de conservación y gestión del lobo. El Comité estará formado por representantes de las universidades de Castilla y León, colegios profesionales relacionados con la gestión de la fauna y la ganadería y por profesionales de reconocido prestigio sobre la especie y la gestión de la ganadería extensiva.

 

EL NUEVO CENSO, EN 2014

 

Por otra parte, y con el fin de mejorar el conocimiento de la especie, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente está elaborando un nuevo censo del lobo que estará disponible a principios de 2014, el cual tendrá la característica de que será el que "mayor intensidad" de muestreo tenga de todos los realizados en la Comunidad, según Arranz.

  

Los trabajos de campo del censo se están llevando a cabo en su totalidad por personal propio de la Junta. En el mismo están participando más de 600 agentes medioambientales y celadores bajo la supervisión de más de 30 técnicos de la Consejería. Ya se ha elaborado el trabajo de campo en las diez Reservas Regionales de Caza y del sur del Duero y este año completaremos el resto del territorio de la Comunidad.

  

Por otro lado, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha mejorado el sistema de gestión y control de la especie flexibilizando la ejecución de los cupos de caza al norte del Duero.

  

Se ha elaborado una nueva instrucción para el reparto de los precintos replanteando el sistema de reparto de cupos de caza entre los cotos dotándolo de mayor flexibilidad para aumentar la efectividad. En la temporada 2013-2014 se ha establecido un cupo máximo de 137 ejemplares mediante una distribución comarcal, similar a la temporada pasada. En concreto, se han fijado 17 en Burgos, 50 en León, 31 en Palencia, cuatro en Soria, otros tantos en Valladolid y 31 en Zamora.

  

La Junta ha recordado que los cupos se establecen en terrenos cinegéticos situados al norte del río Duero y se han distribuido entre los terrenos cinegéticos que tienen autorización de aprovechamiento del lobo por sus correspondientes planes cinegéticos, teniendo en cuenta como objetivos la minorización de daños y la máxima oportunidad de su ejecución.