El nuevo Feder para Castilla y León abandona las infraestructuras y prioriza competitividad, innovación y medio ambiente

Pilar del Olmo, consejera de Economía y Hacienda de CyL.

Otra de las novedades es que la cofinanciación UE/Junta de las acciones ya no es al 80 y 20 %, respectivamente, sino al 50%.

El nuevo Plan Operativo Feder programado para Castilla y León en el periodo 2014-2020 se caracteriza por 'aparcar' las inversiones en materia de infraestructura y priorizar los 628,8 millones de inversión global con el objetivo de impulsar todas aquellas actuaciones que tengan que ver con la mejora de la competitividad de las empresas, la innovación y una economía que reduzca las emisiones de CO2 a la atmósfera.


Así lo ha destacado hoy la consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, durante el acto de lanzamiento y difusión del Programa Operativo Feder celebrado hoy en la sede de dicho departamento, en Valladolid, con la presencia, entre otras autoridades, de la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos de Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Marta Fernández Currás, y del jefe de la Unidad de España de la Dirección General de Política Regional y Urbana de la Comisión Europea, Aderito Pinto.

Si el anterior PO era "más abierto" y marcaba las infraestructuras como prioritarias, el presente programa, que fue aprobado para Castilla y León de forma definitiva en Bruselas el pasado día 14 de julio, tras el proceso de elaboración realizado por la Junta con participación de los agentes económicos y sociales, aglutina casi el 80 por ciento de su inversión global en iniciativas propias de una economía desarrollada, tales como la competitividad y eficiencia de las empresas, el desarrollo tecnológico, la innovación, las tecnologías de la información (TIC) y el paso hacia una economía baja en emisión de carbono.

En este último capítulo de actuaciones en materia de eficiencia energética, tal y como ha ejemplificado Del Olmo, se enmarca el intento de que las comunidades de vecinos sustituyan sus calderas de combustibles fósiles por otras más modernas de aprovechamiento de los recursos endógenos de la Comunidad, junto con otras muchas cuyo objetivo prioritario será "el crecimiento de la economía de Castilla y León y la generación de empleo", si bien la consejera no se ha aventurado a vaticinar la cifra de puestos de trabajo que podrían generarse.

"EJE SINGULAR" DE MEDIO AMBIENTE Y PATRIMONIO

El 20 por ciento restante de los fondos previstos para el periodo 2014-2020 se destinarán a un "eje singular" con que cuenta Castilla y León, como es la protección del medio ambiente y la restauración y puesta en valor de su rico patrimonio histórico.

Las distintas acciones se concretarán cada año en los presupuestos de la Comunidad y se incluirán los fondos correspondientes para su cofinanciación con la Unión Europea, extremo este último en el que, tal y como ha advertido la consejera, la Junta habrá de realizar un esfuerzo mayor debido a que si en el programa anterior la cofinanciación procedente de la UE era del 80 por ciento y la Administración regional aportaba el 20 restante, en el nuevo programa las aportaciones son al 50 por ciento.

Pese a ello, la titular de Economía y Hacienda recuerda que la dotación de más recursos por parte de la Junta "coincide con la acción del Gobierno para que la economía sea más competitiva, más innovadora, sostenible, con menos emisiones de CO2 y que aproveche los recursos endógenos".

Una vez finalizado el acto de lanzamiento del PO FEDER 2014-2020, tendrá lugar la celebración del primer Comité de Seguimiento de este programa. Como su nombre indica, se trata del órgano encargado de garantizar su adecuada ejecución durante todo el periodo, así como de velar por el cumplimiento de las directrices de información y publicidad que recoge la Estrategia de Comunicación del programa y aprobar las evaluaciones que se estimen oportunas.

Puesto que se trata de la primera sesión del marco vigente, se constituirá formalmente mediante el nombramiento de las personas designadas como representantes de las entidades miembros la aprobacióndel reglamento interno que regulará su funcionamiento.

Castilla y León recibirá 1.011 millones de euros de Fondos Estructurales durante el actual marco de programación, que se extiende hasta 2020.

De ellos, la Junta gestionará directamente 413,1 millones a través de dos Programas Operativos regionales, uno cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE), con una dotación de 98,7 millones, y el otro por el ya citado Feder, que tiene una dotación procedente de la UE de 314,4 millones de euros. El resto de los recursos se invertirán en la Comunidad a través de PO nacionales ejecutados directamente por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.