El Museo Etnográfico de Candeleda amplia sus fondos con nuevas piezas

El espacio cultural del Museo Etnográfico de Candeleda amplía sus contenidos con varias piezas de gran interés para la historia de Candeleda, destacando la época visigoda.

El primer espacio renovado tiene una temática musical, está compuesto por un documento de 1888 sobre la Sociedad Filarmónica de Candeleda fundada en 1884 que se complementa con un clarinete de la época. Con el objetivo de mostrar la evolución musical en Candeleda se ha incluido un mural con fotografías comparativas.

 

Dicho mural recoge una fotografía de la Banda Municipal de los años 20, una fotografía de la actual Banda Municipal y dos fotografías más, una de la Coral Polifónica de Candeleda y otra de la Escuela Municipal de Música.

 

El segundo espacio destacado es el dedicado a la época visigoda. Las nuevas piezas que forman esta colección son: Un cimacio de Chilla, con dibujos similares a los que se encuentran en la Ermita de San Bernardo, algo que confirma que fueron realizados por el mismo cantero y sobre todo indican que, como se recoge en los libros de la Virgen de Chilla, ya existía un templo anterior a la ermita actual. En dichos libros la patrona indica que construyan allí su templo.

 

El segundo objeto de esta colección es un collar de cuentas de pasta vítrea proveniente de un enterramiento visigodo. Las últimas piezas que destacamos son las pizarras numerales de diferentes tamaños. Estas piezas encontradas en el término municipal de Candeleda han sido cedidas al museo provenientes de colecciones privadas.

 

Como complemento a este espacio visigodo el Museo incorpora una reproducción a escala de una tumba antropomórfica de Candeleda. Por último hay que destacar la instalación de dos grandes vinilos.

 

El primero de ellos reproduce el retablo de cerámica del siglo XVI, obra de Juan Fernández. Está ubicado en la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción, Bien de Interés Cultural. La brillante obra del artista de Talavera realizada en Candeleda le abrió las puertas de El Escorial, lugar en el que realizó varias obras cerámicas encargadas por el propio Felipe II.

 

El segundo vinilo que podemos observar reproduce un mapa esquemático del siglo XVIII sobre Candeleda y su zona de influencia. El encargo de este mapa por parte del Consejo de Castilla pudo tener su origen con el objetivo de resolver un pleito de roturaciones y aprovechamiento de los pastos.


La visita al museo es gratuita de lunes a domingos, los martes permanecerá cerrado por descanso excepto festivos.