El mundo necesita gente más comprometida

Obispo de Ávila.

Escrito del Obispo de Ávila Monseñor Jesús García Burillo de este fin de semana sobre la Campaña de Manos Unidas. 

"Queridos diocesanos:

Manos Unidas nos propone tomar conciencia del hambre en el mundo y comprometernos con quienes lo padecen. Esta campaña lleva como lema: “El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida”.

«No se puede tolerar más que se tire comida cuando hay gente que pasa hambre. Eso es inequidad» (EG 53), afirma el Papa Francisco, y nos invita a poner nuestra mirada en el hermano más necesitado. «Viendo sus miserias, escuchando sus clamores y conociendo su sufrimiento, nos escandaliza el hecho de saber que existe alimento suficiente para todos y que el hambre se debe a la mala distribución de los bienes y de la renta. El problema se agrava con la práctica generalizada del desperdicio» (EG 191). ¿Sabías que 800 millones de personas en el mundo pasan hambre? África es la región del mundo con mayor porcentaje de población que pasa hambre, una de cada cuatro personas está desnutrida; más de tres millones de niños menores de cinco años mueren por malnutrición.

¿Cómo es posible que con el enorme avance científico y tecnológico haya personas que no tengan suficiente para comer y vivir sanamente? El Papa nos interpela: «Las condiciones de las personas hambrientas y malnutridas pone de manifiesto que no es suficiente ni podemos contentarnos con un llamado general a la cooperación o al bien común. ¿Es aún posible concebir una sociedad en la que los recursos queden en manos de unos pocos y los menos favorecidos se vean obligados a recoger sólo las migajas?» (Mensaje, 26/10/2015).

Para lograrlo son necesarias dos vías: la educación y la ayuda para que los más pobres tengan y gestionen los recursos necesarios para una vida digna. En esta dirección apuntan los proyectos que Manos Unidas ha confiado a Ávila: construcción de cocina y comedor con energía solar en una escuela secundaria de Burkina Faso; construcción de una valla y una cocina para escuela de niños sordos en Tamil Nadu (India); construcción de tres aulas de preescolar en Madagascar; compra e instalación de cocinas de vapor para dos internados femeninos rurales y  ampliación de comedor, cocina y despensa para residencia femenina en Odisha (India); adquisición de dos molinos para sostenibilidad de internado femenino en Mozambique; renovación de escuela infantil en Etiopía; construcción de un pozo con bomba en escuela de primaria en Angola; compra e instalación de placas solares para una escuela en Assam (India); adquisición de equipo para laboratorio de dispensario en Togo y ampliación de un internado de niños en Bihar (India).

Todos estos proyectos son gestionados por religiosas: Hermanas Franciscanas del Inmaculado Corazón de María; Hermanas de Nuestra Señora de La Salette; Misioneras Siervas del Espíritu Santo; Hermanitas de la Inmaculada Concepción; Franciscanas Hermanas de San José; Hermanas Ursulinas; Hijas de la Caridad de san Vicente de Paul; Hermanas de la Misericordia de Sees; y también una parroquia etíope: Parroquia Católica de Shebo.

Queridos diocesanos, agradezco de corazón los muchos esfuerzos y la colaboración generosa que cada año manifestáis ante la realidad de tantas personas desfavorecidas. Participemos en la Campaña de Manos Unidas superando el entusiasmo de cada año, con la alegría de saber que somos una familia en una casa común. Que cada uno dé lo mejor de sí mismo en espíritu de servicio a los demás.

         Os saluda con todo afecto".

Comentarios

NO 11/02/2017 13:29 #2
CLARO, QUE SI, PERO NO COMO USTED
Cansado 11/02/2017 13:22 #1
Más comprometidas para que la religión, todas ellas, se queden fuera del espacio público.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: