El móvil, nuestro mejor aliado hasta para ir al baño... ¿o no?

Un estudio demuestra que un 45% de los españoles no deja el móvil ni para ir al baño.

Una encuesta elaborada por Kaspersky Lab y B2B International revela que el 88por ciento de los españoles almacena información importante, confidencial y, en ocasiones, irremplazable en sus ‘smartphones’, incluyendo contraseñas, mensajes, fotografías, contactos o archivo. El 27 por ciento afirma que guarda información en sus dispositivos que no le gustaría que nadie más viese.

 

Además, los usuarios confiesan que no se separan de estos dispositivos y quelos utilizan en cualquier parte, como en el trabajo (55 por ciento), en el coche (38 por ciento), en el transporte público (53 por ciento), en la cama (62 por ciento) e incluso en el baño (45 por ciento).

 

La encuesta ha recogido los datos de 12.355 personas con más de 16 años de edad procedentes de un total de 26 países, entre los que se encuentra España.

 

Fuera de casa, estos dispositivos se enfrentan a riesgos potenciales, como daños físicos, pérdida o robo; pero también a que sean ‘hackeados’ con el fin de robar los datos o incluso, espiar al usuario. Los dispositivos que usan redes WiFi abiertas son particularmente vulnerables a estos ataques. Sin embargo, poca gente toma medidas para reducir el riesgo.

 

El estudio muestra que sólo el 35 por ciento de los españoles adapta sus actividades online cuando está en una red WiFi pública insegura pese al hecho de que los ciberdelincuentes pueden interceptar los datos y las contraseñas. Un poco más de la mitad de los usuarios españoles, el 55 por ciento, aprovecha las medidas de seguridad que vienen con el dispositivo - como el bloqueo remoto o la función de ‘encuentra mi dispositivo’ -.

 

El impacto de no proteger los dispositivos que llevamos con nosotros puede llegar a ser muy importante. Según el estudio, el 17 por ciento de los españoles cuyo dispositivo se perdió o fue robado descubrió que la información personal o secreta se había filtrado.

 

 "El vínculo de confianza entre los usuarios y sus dispositivos puede llevar a olvidar la seguridad. Es difícil imaginar que algo que llevamos cerca en todo momento y al que acudimos en busca de todo, pueda convertirse en una amenaza. Pero puede suceder y sucede”, afirma el director general de Kaspersky Lab Iberia Alfonso Ramírez.

 

“Un amigo digital puede convertirse en un enemigo digital. Una incapacidad para apreciar los posibles riesgos y proteger nuestros dispositivos y los datos que contienen podría significar la pérdida de información confidencial, dinero e incluso de nuestras identidades. La cámara del dispositivo que utilizamos para mirar hacia el mundo puede ser pirateada y utilizada para explorar nuestro mundo. La seguridad no es un extra opcional", ha añadido el mismo director.

 

Por ello, Kaspersky Lab recomienda elegir contraseñas seguras para tus dispositivos y para tus cuentas online, instalar una solución de seguridad de confianza y tener cuidado al acceder a sitios web y al descargar aplicaciones, en particular a través de redes WiFi inseguras y/o públicas.