El Monasterio de Santo Tomás acoge desde el lunes unas jornadas de 'coaching' grupal y meditación

El Real Monasterio de Santo Tomás de Ávila acogerá desde este lunes 18 de agosto al 23 unas jornadas de 'coaching' y meditación dirigidas por el Coaching Club de Madrid con el objetivo de acercar esta técnica a todos los que quieran "convertir sus vacaciones de agosto en un momento formativo", según han informado fuentes de la organización.

Así, el Real Monasterio de Santo Tomás será el escenario donde durante una semana Coaching Club va a desarrollar una serie de actividades que tocarán temas como la importancia de conocerse, los asuntos "inconclusos" de la vida, las creencias limitantes que representan en ocasiones un "obstáculo" psicológico creado por uno mismo...

 

A este ciclo formativo se integrarán sesiones de 'Mindfulness', una práctica meditativa que tiene su origen en el budismo y que ha ganado mucha popularidad como técnica para manejar y dominar las emociones, según la organización.

 

Según la directora de Coaching Club de Madrid y organizadora del evento, Verónica Orellana, al realizar experiencias como ésta las personas "aumentan su compromiso, su motivación, su productividad, procurando así la consecución de sus objetivos personales y profesionales".

 

El programa incluye también un alojamiento en la residencia del Monasterio que convertirá la experiencia en una "verdadera inmersión" en una de las "joyas" arquitectónicas de Ávila.

 

COACHING CLUB DE MADRID

Coaching Club de Madrid es un centro "pionero" en el desarrollo de planes específicos basados en el 'coaching' grupal, cuyo objetivo es la valoración y el desarrollo de los recursos propios de cada persona tanto en un contexto laboral como personal.

 

Si en el 'coaching' de equipo la productividad del trabajo colectivo representa la "finalidad principal", en el 'coaching' grupal lo importante es ofrecer a cada individuo las herramientas para manejar las relaciones con el propio entorno social, familiar y laboral.

 

El enfoque, ha apuntado Rodríguez, cambia "radicalmente" en esta metodología que "privilegia las necesidades más íntimas de la persona para que pueda explotar al máximo sus potencialidades en los ámbitos más diferentes".