El MMT Seguros roza la gesta ante un Atlético Valladolid muy serio

El MMT Seguros cae en su cancha (22-24) ante el Atlético Valladolid en un partido de poder a poder que pudo decantar de su lado en un final casi épico ante uno de los equipos que va a subir directamente.

MMT SEGUROS - 22

 

ATLÉTICO VALLADOLID - 24

 

MMT Seguros: Leo, Peli (1), Octavio (5), Andrés (3), Guille (1), Carletes, Reyes (3); Iñaki, Molina (4), Luisín, Abalós, Fernando, Ceballos (5), Javier Grande (p.s.).

 

Atlético Valladolid: Javier Díaz, Fernando (8), Turrado, De la Rubia (1), Kallman (4), Gonzalo (2), Camino (1); Lorasque (3), David Fernández (3), Ávila, Daniel Pérez (1), Kramarz, Roberto (1).

 

Árbitros: Francisco José Gallardo. Excluyeron a los locales Iñaki y Luisín, y a los visitantes Ávila y Gonzalo.

 

Parciales: 3-3, 4-4, 5-5, 7-7, 8-8, 9-10; 10-14, 12-17, 14-18, 16-21, 22-24.

 

Incidencias: partido disputado en el pabellón Ángel Nieto de Zamora, lleno a reventar; se abrió la grada del fondo para la afición de Valladolid. Unos 2.000 espectadores. Día de la cantera del Balonmano Zamora.

El MMT Seguros estuvo a punto de dar la gran sorpresa en el duelo de la jornada en la División de Honor Plata. En un partido vibrante, con un enorme ambiente local y pucelano en la grada, el Atlético Valladolid se impuso por 22-24 en un final emocionantísimo en el que los zamoranos estuvieron muy cerca de dar la vuelta a un partido que se les puso cuesta arriba con un parcial de 0-5 que mantuvo por encima a los pucelanos casi hasta el final. Un final enloquecido hizo casi posible la gesta, que no se materializó por cuestión de detalles.

 

El técnico local, Eduardo García Valiente, arrancó con una mixta sobre Camino, el hermano mayor de Miguel, enrolado esta temporada en Valladolid con el objetivo de frenar a los pucelanos. Un movimiento que demuestra que ambos equipos se conocen muy bien y que el duelo se iba a jugar también en los banquillos. El arranque es eléctrico con dos goles de Octavio y dos paradas de Leo Maciel. Los ‘guerreros de Viriato’ se entregan a su grada enfervorecida en una gran noche de balonmano que el Atlético Valladolid lleva a la igualdad total pronto empujado por su grada, numerosa en el fondo del Ángel Nieto.

 

Así fue toda la primera parte, en la que el equipo local hizo gala de un gran despliegue defensivo mientras Valladolid aprovechaba a sus lanzadores y al extremo Fernando, pero no lograba frenar a un inspirado Octavio y al extremo chileno Ceballos. Sin embargo, los primeros treinta minutos fueron más de tanteo y vigilancia, de hecho, la igualdad fue total.

 

Tras una primera parte igualadísima, varias decisiones erróneas del MMT Seguros propiciaron que en un minuto fatídico, el del 4 al 5 de la segunda parte, Valladolid abriera una ventaja de goles en un abrir y cerrar de ojos en dos contras y tres ataques efectivos, 0-5 de parcial y el MMT ineficaz: fueron sus fallos en ataque los que propiciaron salidas rápidas y goles fáciles del rival. 10-15 y el partido que se pone cuesta arriba, aunque con mucho tiempo.

 

La brecha se hizo un mundo para el MMT que tiró de defensa ante un equipo muy serio, el mejor que ha pasado esta temporada por el Ángel Nieto, que martilleó con sus lanzadores Fernández y Kallman y desde el extremo con Fernando, mientras Lorasque se las tenía en el pivote con los centrales zamoranos. Pero no estaba todo dicho porque en Zamora el factor cancha cuenta, y mucho.

 

En un arranque de rabia y grada, el MMT se puso 22-23 a minuto y medio gracias a los goles de Ceballos y Molina. La épica se olía y, sobre todo, se escuchaba en los gritos de la grada a los que la numerosa hinchada pucelana no podía hacer frente. Faltaron unos pocos centímetros para que la igualada fuera real, los que le faltaron a Ceballos para cazar una pelota en una salida rápida. Ese balón que se escapó enterró las opciones de un equipo que dio una lección de garra ante uno de los equipos que va a ascender a Asobal. Tras la derrota, el MMT Seguros deja para Bidasoa y Valladolid la lucha por el título que da el ascenso directo. A los zamoranos les queda el play off para convertir el partidazo de este sábado en un clásico de Asobal.

Noticias relacionadas