El Ministerio de Presidencia decidirĂĄ si hay que seguir emitiendo un partido de Liga de FĂştbol en abierto cada jornada

Actualmente segĂşn la Ley General de ComunicaciĂłn Audiovisual, aprobada en 2010, debĂ­a ser asĂ­

El Ministerio de Presidencia decidirĂĄ quĂŠ acontecimientos deportivos son de "interĂŠs general" y, por tanto, tienen que ser emitidos en televisiĂłn en abierto, segĂşn el anteproyecto de Ley para la creaciĂłn de una ComisiĂłn Nacional de Mercados y Competencia, al que ha tenido acceso Europa Press. Entre los acontecimientos considerados de "interĂŠs general" actualmente por ley estĂĄ un partido cada jornada de la Liga de Primera DivisiĂłn.

El anteproyecto seĂąala en su disposiciĂłn adicional decimosegunda que "corresponde al Ministerio de la Presidencia aprobar el CatĂĄlogo de acontecimientos de interĂŠs general para la sociedad". Actualmente, segĂşn la Ley General de ComunicaciĂłn Audiovisual, aprobada en 2010, corresponde al nonato Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA) la aprobaciĂłn de ese catĂĄlogo.

No obstante, el anteproyecto seĂąala que el CEMA no llegarĂĄ a crearse y las funciones que la Ley Audiovisual asignaba a este organismo se reparten entre el nuevo organismo de control, la ComisiĂłn Nacional de Mercados y Competencia, el Ministerio de Industria y el Ministerio de Presidencia.

Concretamente al ministerio que dirige Soraya SaĂŠnz de SantamarĂ­a le corresponde segĂşn el anteproyecto decidir sobre el "catĂĄlogo con vigencia bienal donde se recojan los acontecimientos de interĂŠs general para la sociedad que han de emitirse por televisiĂłn en abierto y con cobertura estatal". Esta decisiĂłn la tomarĂĄ "previa consulta de los prestadores del servicio de comunicaciĂłn audiovisual y a los organizadores de competiciones deportivas".

La Ley Audiovisual establece en su disposición transitoria sexta que mientras el CEMA no sea creado "se emitirå en directo y abierto, y  para todo el territorio del Estado, un encuentro de fútbol por cada jornada de la Liga de primera división, así como las semifinales y la final de la Copa del Rey de fútbol, siempre que haya algún canal de televisión en abierto interesado en emitirlo".

PodrĂ­a desaparecer el partido en abierto

Sin embargo, esta situaciĂłn puede cambiar de aprobarse Ley para la creaciĂłn de una ComisiĂłn Nacional de Mercados y Competencia en los tĂŠrminos en que figura en el anteproyecto, fechado el 28 de febrero, ya que el Gobierno podrĂ­a decidir excluir del catĂĄlogo de interĂŠs general el partido en abierto, un peticiĂłn que han hecho los clubes de fĂştbol y los operadores de pago.

La obligación de emitir un partido en abierto se impuso por la Ley Reguladora de las Emisiones y Retransmisiones de Competiciones y Acontecimientos Deportivos, impulsada en 1997 por el entonces vicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez Cascos y mantenida en la Ley General de Comunicación Audiovisual, que se aprobó en 2010.

En la conocida como Ley Cascos, se justificaba la obligaciĂłn por ley de emitir un partido en abierto cada semana en que en EspaĂąa era una "tradiciĂłn arraigada" desde los aĂąos sesenta "la prĂĄctica de retransmitir cada sĂĄbado o domingo, en emisiĂłn abierta, el partido de fĂştbol de primera divisiĂłn de mayor interĂŠs deportivo dentro de cada jornada, elegido libremente por los operadores".

Hasta la aprobaciĂłn de esa norma, el encargado de elegir los acontecimiento de "interĂŠs general" era el Consejo de Emisiones y Retransmisiones Deportivas comupuesto por miembros del distintos miniesterios, el Consejo Superior de Deportes (CSD), operadores de televisiĂłn, organizaciones deportivas y sindicatos, que se reunĂ­a cada dos aĂąos y decidĂ­a que eventos tenĂ­an que emitirse en abierto.

Competencias del Ministerio de Industria

Por otro lado, el anteproyecto reparte otras competencias que la Ley Audiovisual daba al CEMA entre el Ministerio de Industria y el nuevo organismos regulador.

AsĂ­, establece que el Ministerio de Industria asume, en materia audiovisual, adicionalmente a las que ya tiene encaminadas llevar el registro estatal de prestadores de comunicaciĂłn audiovisual, encargarse del mantenimiento de un mercado audiovisual competitivo, transparente y plural, controlar que cumplen con la obligaciĂłn de emitir en abierto los acontecimientos de interĂŠs general y resolver sobre el caracter no publicitario de los anuncios de servicio pĂşblico, entre otras competencias.

Mientras, el nuevo organismo regulador tendrĂĄ competencias para controlar que las televisiones anuncian su programaciĂłn con tiempo, como estĂĄn obligadas a hacer, no emiten contenidos que puedan afectar a los menores en horario de protecciĂłn infantil, respetan la Ley Audiovisual en lo referente a las restricciones que tienen a la publicidad que emiten, vigilar que las RTVE cumple con la misiĂłn de servicio pĂşblico y velar por el cumplimiento del CĂłdigo de AutorregulaciĂłn de Contenidos Televisivos e Infancia.