El ministerio de Fomento debe destinar 2.500 millones a atender su deuda en el ejercicio 2012

El importe a pagar por las obligaciones de la deuda equivale así a algo más de la mitad del presupuesto de inversión en AVE para este año
El Ministerio de Fomento deberá destinar este año 2.500 millones de euros a atender las obligaciones y servidumbres del endeudamiento que actualmente soporta el Departamento y sus sociedades públicas, importe un 63,3% superior al de 1.530 millones de 2011.

Así lo reveló el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, quien destacó que el endeudamiento de 40.000 millones de euros que actualmente afronta todo el grupo Fomento "influye de forma importante" en el presupuesto del Departamento para 2012.

El importe a pagar por las obligaciones de la deuda equivale así a algo más de la mitad del presupuesto de inversión en AVE para este año (4.187 millones) y a casi el 80% del de 3.160 millones previsto para carreteras.

"Por ello, el Ministerio ha elaborado un Presupuesto en el que se realiza un esfuerzo de austeridad en los gastos corrientes del Departamento y de todos sus entes públicos para primar la inversión", garantizó Catalá durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados.

En este sentido, indicó que el Departamento que dirige Ana Pastor prevé una reducción de gastos de personal del 9,8% para 2012 y un recorte en gastos corrientes y de servicios del 7,3%.

Estos ahorros se extenderán también a los entes públicos dependientes de Fomento, dado que, según Catalá, Adif estima una disminución del 10% en gastos de personal y corrientes en 2012, y Renfe, del 6,5%. En el caso de la sociedad pública de suelo Sepes, se calcula un recorte del 8 % en gastos de personal y del 3,5% en los correspondientes a personal.

Primar la inversión
"Ello permitirá dedicar parte importante de los recursos a la inversión, para así contribuir al objetivo general de contribuir al crecimiento económico y la creación de empleo", aseguró el 'número dos' del Ministerio.

En el lado de la inversión, el secretario de Estado manifestó el compromiso de Fomento de realizar una "planificación realista y eficiente, para optimizar así cada euro invertido, y que el esfuerzo de consolidación fiscal no merme el esfuerzo inversor del Ministerio".

En su comparecencia Catalá recordó que Fomento cuenta con 11.928 millones de euros para inversiones en 2012, importe un 6,5% inferior respecto al ejecutado en 2011. Del monto total, 6.043 millones se destinarán a obras ferroviarias (4.187 millones a Alta Velocidad) , otros 3.160 millones a carreteras y 1.015 millones más al transporte aéreo.

El secretario de Estado insistió en que este presupuesto de Fomento se ve además condicionado por el pago de 600 millones de euros para atender expropiaciones de terrenos no pagados en años anteriores, así como por el abono de 250 millones de euros pendientes de pago por obras de carreteras realizadas el pasado año, y de otros 250 millones por certificaciones de obra también por pagar.