El Ministerio dará ‘marcha atrás’ y cambiará “pequeños detalles” ante el enfado del sector en Castilla y León

Las relaciones entre asociaciones, Junta y Ministerio se han enfriado como consecuencia de esta propuesta

El sector del ibérico en Salamanca demostró el pasado sábado que no va a permitir que la propuesta de cambio de la Norma de Calidad propuesto por el Ministerio salga adelante. Cientos de personas se dieron cita en la plaza Mayor de Guijuelo, zona productora por excelencia para degustar “el mejor jamón” y demostrar que van a defender hasta el final el modelo actual aunque con pequeños cambios.

Por ello, y ante el enfado de instituciones políticas, organizaciones agrarias y profesionales del sector, el Ministerio va a dar ‘marcha atrás’ ante su propuesta inicial, y todo hace indicar, según ha podido saber TRIBUNA que es cierto que la Norma de Calidad se va cambiar “pero tan solo pequeños detalles para ajustarla a las necesidades del sector”, pero en ningún caso se aplicará, salvo sorpresa mayúscula, el borrador o propuesta inicial.

No será hasta el mes de septiembre cuando vuelvan a retomarse las reuniones y los encuentros entre las partes para intentar llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes, ya que elevar la pureza al 75% y que los dos últimos meses cada dos cerdos tengan que tener 15 hectáreas no gusta a los profesionales de Guijuelo, Salamanca, Castilla y León y parte de Extremadura.

Y es que, por una vez parece que políticos, profesionales del sector, organizaciones sindicales agrarias y sindicatos se han puesto de acuerdo en la lucha común por la defensa del ibérico.