El militar de Valladolid Carlos Caramanzana, entre los desaparecidos en el accidente del helicóptero en Fuerteventura

Helicóptero Super-Puma del Servicio Aéreo de Rescate del Ejército del Aire igual al accidentado.

El mecánico de 30 años se encuentra entre los cuatro tripulantes desaparecidos del helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate que cayó anoche al mar a unas 30 millas al sur de Fuerteventura. Sus padres se encontraban en Canarias, a donde habían viajado para visitar a su hijo.

El vallisoletano Carlos Caramanzana Álvarez, mecánico militar de 30 años, se encuentra entre los cuatro tripulantes desaparecidos del helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate que cayó anoche al mar en el sur de Fuerteventura. Según ha podido saber este periódico, sus padres se encontraban pasando unos días junto a su hijo, destinado en Canarias.

 

Carlos Caramanzana había trabajado con anterioridad en León y en la base de Villanubla antes de ser destinado a Canarias, donde lleva tres años. Estudiante en el IES del barrio de Las Delicias, tiene 3 hermanos más y, aunque toda la familia es de Valladolid, también mantiene relaciones familiares muy ligadas a Medina de Rioseco, donde vive uno de sus hermanos que regentó el bar de la base de la Virgen del Camino, en León, y ahora se había embarcado en otra iniciativa hostelera en Bolaños.

 

Durante toda la noche han participado diferentes efectivos en la búsqueda un avión del SAR, un helicóptero de Salvamento Marítimo, otro de la Guardia Civil y una embarcación de la Armada. Las tareas se habían prolongado durante esta mañana, a partir de las 9.30 horas (en Canarias), con mayores expectativas a la luz de día.


En el aparato viajaban cinco tripulantes, uno de los cuales ha sido rescatado con vida. El helicóptero realizaba unas prácticas rutinarias de rescate con grúa cuando sobre las 10.00 horas (hora local), cayó al mar cerca de la península de Jandía por causas que están siendo investigadas.

 

La noticia de lo ocurrido ha pillado de sorpresa a familiares del vallisoletano, integrantes de una expedición de algo más de medio centenar de riosecanos, encabezados por su alcalde, Artemio Domínguez, que se ha desplazado este jueves en autobús hasta Logroño para presentar las peculiaridades de la Semana Santa de la localidad.

 

En este sentido, y a la espera de la localización de los desaparecidos, el alcalde, en declaraciones a Europa Press, ha acogido con "profunda tristeza" el siniestro y ha aprovechado para expresar su apoyo a los familiares de Carlos, cuyos abuelos paternos y dos de sus tíos residen en Medina de Rioseco.

 

Precisamente, Domínguez ha tenido esta mañana la oportunidad de hablar por teléfono con uno de los tíos carnales del militar, quien le ha contado que el desaparecido, que antes de recalar en Canarias estuvo de servicio en la base de Villanubla, acababa de cumplir 30 años hace unos días.

 

"Nos ha cogido la noticia de camino. Te puedes imaginar la situación de drama que existe en la expedición", ha lamentado el primer edil riosecano.

 

UN 'SUPER PUMA' CON BASE EN GANDO

 

El helicóptero siniestrado pertenece al 802 Escuadrón de Fuerzas Aéreas, con sede en Gando (Las Palmas), y depende del Mando Aéreo de Canarias (MACAN). Se trata de un helicóptero conocido como 'Super Puma', una versión mayor y mejorada del SA 330 Puma, que, entre otras misiones, ha estado desplegado en Heart (Afganistán).

 

El aparato siniestrado estaba destinado a labores de salvamento en Canarias centradas en la localización de aviones siniestrados en el espacio aéreo internacional de responsabilidad española, así como en labores de cooperación, colaboración, auxilio y apoyo en misiones de rescate.

 

Su tripulación está formada normalmente por dos pilotos, un mecánico-operador de grúa, dos nadadores-rescatadores y un enfermero con los equipos y material para un correcto seguimiento de las condiciones del paciente.

Noticias relacionadas