El Mérida le pone cuesta arriba la eliminatoria al Real Ávila (0-1)

El Real Ávila ha perdido este domingo en el Adolfo Suárez ante el Mérida AD por 0-1 en el partido correspondiente a la ida de la primera ronda de la fase de ascenso a 2ª B. El gol emeritense a tres minutos del final reventó un partido que había estado igualado en la primera mitad y dominado en la segunda por los de Borja Jiménez, que perdonaron.

Muchas veces se habla de la injusticia del fútbol y el partido disputado este domingo en el Municipal Adolfo Suárez puede ser un buen exponente. El Real Ávila viajará a Mérida el próximo fin de semana con muy buenas sensaciones e incluso con optimismo de cara a pasar de ronda pero con un marcador adverso que no refleja lo que se vio sobre el terreno de juego, en el que los encarnados hicieron un gran partido y dominaron a los visitantes en todas las facetas del juego.

 

Tras los primeros minutos de tanteo se empezó a ver que no era tan fiero el león como lo pintaban y, aunque el Mérida comenzó con intenciones de llevar la batuta, los de Borja Jiménez pronto se hicieron con el control del choque. El primer aviso lo dieron en el minuto 20, cuando Emilio se quedaba prácticamente solo frente al guardameta visitante con Vicente a su derecha pero se liaba y al final se le iba el balón.

 

Aunque los extremeños parecían estar jugando con el freno de mano echado, creaban sensación de peligro cuando el balón pasaba el medio campo lo que, gracias a un trabajo muy serio del Real Ávila, no sucedía muy a menudo. Aun así, los foráneos disponían de ocasiones como el disparo cruzado de Cristo en el 39 que salía por línea de fondo tras un bote extraño.

 

Respondieron los abulenses con sendos tiros de Cabrera, en jugada, y de Andrés Llorián en el saque de una falta, que terminaron en las manos del portero visitante, Manu, y se llegó al descanso con un cabezazo de Troiteiro que igualmente atrapó Darío.

 

Igual que terminó la primera comenzó la segunda y el guardameta abulense tuvo que blocar en el 47 un duro disparo del extremeño Toni que fue respondido por una internada de Trujillo cuyo centro, desde la línea de fondo, atrapó Manu sin problemas.

 

Con la entrada de Piru y Alex por Emilio y Vicente el dominio local se hizo mayor. El Real Ávila le cogió la medida a un rival supuestamente superior pero que no lo estaba demostrando y se hizo con el monopolio del balón, dejando en un tiro al palo de Alex tras buen pase de Piru la mejor ocasión del encuentro.

 

Eran los mejores minutos de los encarnados, llevados en volandas por una afición abundante y entregada, en los que primero Iván Cabezudo y luego Alex estuvieron a punto de marcar, -de tal manera que la numerosa afición visitante, cerca de 400 personas, llegaron a corear un "Bernardo vete ya" en referencia a su técnico- pero en el minuto 37, con el cambio de Cueto por Tuto, el partido dió un giro radical.

 

Un despiste en defensa, el primero en todo el partido del Ávila, dejó solo al emeritense Troiteiro -en posible fuera de juego- frente a Darío, con el que la fortuna se alió en este caso para que el disparo saliese fuera. Sin embargo esto pareció despertar al Mérida, que en la jugada siguiente, minuto 87 de partido, marcaba el tanto de la victoria en un tiro, de nuevo de Troiteiro, tras un centro desde la izquierda que ningún abulense acertó a despejar.

 

El tanto extremeño descolocó a los locales, que en el saque de centro volvieron a tener otro monumental despiste que casi les cuesta el segundo y que sacó a relucir los nervios de unos y otros, traducidosn en una tangana que terminó con Llorián, por el Ávila, y Jorge Caballero, por el Mérida, expulsados.

 

El Real Ávila pasó así en pocos minutos del todo a la nada pero con la sensación de que el resultado es remontable el próximo fin de semana en el Estadio Romano.

 

80% de probabilidades

Así lo entendía Borja Jiménez, entrenador del Real Ávila, quien al término del encuentro se encontraba orgulloso del trabajo llevado a cabo por sus jugadores y aseguraba que "jugando como hoy, en Mérida tenemos el 80% de probabilidades de pasar". El técnico ha manifestado que el choque ha sido "una muestra del coraje y garra de estos jugadores" pero admitía que tras el gol visitante "se nos han cruzado los cables".

 

Borja Jiménez ha animado a los aficionados abulenses a desplazarse a tierras extremeñas el próximo fin de semana asegurando que "hoy hemos notado el calor de la afición y sería importante contar con ellos allí".

 

Por su parte el técnico visitante, Bernardo Plaza, ha rechazado la idea de ver la eliminatoria encarrilada, ya que ha indicado que el Real Ávila "es muy buen equipo y será difícil", y ha adelantado que en el partido de vuelta no cambiarán su mentalidad ofensiva a pesar del resultado.