El Mercado de Ganado de Salamanca... ¿cerrado por vacaciones?

El recinto contó con 1.116 animales (Foto: Chema Díez)

La ausencia de uno  de los principales compradores provocó un descenso de las ventas en una jornada en la que el mes de agosto se dejó notar.

 

 

EL CEREAL, ENTRE LOS SIGNOS '=' Y '-'

 

Por su parte, la mesa de cereales caminó entre la repetición y la bajada de precios, debido al escaso movimiento y operativa en el mercado.

 

Así, el presidente de la mesas optó en esta ocasión por una repetición del trigo panificable, la cebada, la avena, el centeno, la lenteja y la alfalfa empacada, para bajar el precio del trigo para pienso y el maíz (1 euro) y el de la paja en la misma proporción.

El mes de agosto se ha hecho notar en el Mercado de Ganado; al menos eso es lo que dejaron claro los vocales de la mesa de vacuno de vida en una jornada en la que el recinto contó con 1.116 animales, muy por debajo de la asistencia de los últimos meses.

 

No en vano, y pese a la reducción de cabezas de ganado, la clave de una mala jornada para el mercado fue la ausencia de uno de los principales compradores que, en esta ocasión, no acudió a Salamanca y se quedo sin hacer su agosto particular. Malas perspectivas para el precio de machos y hembras... pese a que en el campo el sector no haya sufrido cambios significativos.

 

Y así fue porque el presidente de la mesa optó por una bajada de 0,03 euros para machos y para hembras pese a la petición de 0,06 euros menos por parte de los tratantes y de bajada de 0,03 euros para machos y hembras de segunda categoría por parte de los ganaderos, repitiendo los de primera.

 

Así, incluso algún ganadero se atrevió a decir que parecía que el mercaso estaba "cerrado por vacaciones"... y es que hasta que el estival mes de agosto no toque a su fin, quizá será complicado ver normalidad en un mercado que también se verá afectado por la celebración de la feria agropecuaria de Salamanca.

 

Por su parte, la mesa de vacuno de carne repitió por unanimidad de las partes los precios de la semana pasada por la llegada del barco que ha comprado animales y ha dotado al sector de una mayor estabilidad.

 

Lo mismo ha ocurrido con el sector del ovino, que ha visto como corderos y lechazos repetían el precio de la semana anterior pese a la petición de subida de hasta 0,25 euros por parte de los ganaderos; los compradores, como casi siempre, entre repetición y bajada de precios.