El mando rebelde libio rechaza el diálogo con la misión británica

Enfrentamientos. El portavoz de los rebeldes anunció que Al Zauiya y Misrata continúan en poder de los “revolucionarios” a pesar de la ofensiva de las tropas fieles a Gadafi, aunque reconoció las dificultades
efe
La dirección rebelde libia rechazó ayer cualquier diálogo con una misión británica que llegó a la zona bajo su control y que ya ha abandonado Libia, al considerar que había entrado “de manera ilegal”.
“Damos la bienvenida a cualquier delegación británica, pero tiene que ser de manera oficial”, dijo el portavoz del Consejo Nacional transitorio rebelde, Abdelhafiz Ghoga, en una rueda de prensa que ofreció en la ciudad de Bengasi, en el oriente del país.

La dirección rebelde anunció ayer que tenía en su poder a ocho ciudadanos británicos que fueron detenidos en las inmediaciones de Tobruk (este), a donde llegaron en un helicóptero.

Londres aseguró sobre esa misión, de la que formaba parte un diplomático, que intentaba contactar con el Consejo Nacional libio creado para representar a la zona de Libia que ha caído en manos de los rebeldes.

El portavoz rebelde dijo que los ocho británicos, un diplomático y sus escoltas, a quienes se les confiscaron los equipos que trajeron a Bengasi, fueron bien tratados y agregó que “probablemente ya están en su camino de vuelta”.

Ghoga rechazó que este incidente haya generado una crisis con el Reino Unido. Los militares, miembros de las fuerzas especiales británicas SAS, embarcaron con destino a Malta en el HMS Cumberland, informó Al Yazira.

Según una de sus reporteras, antes de embarcar le mostraron una carta oficial que explicaba que acompañaban a un diplomático que trataba de contactar con el mando rebelde.

En la rueda de prensa Ghoga reiteró, además, que las localidades occidentales de Al Zauiya y Misrata continúan en poder de los “revolucionarios” a pesar de la ofensiva de las brigadas fieles al coronel Muamar el Gadafi.
“En Al Zauiya y Misrata ha habido ataques por parte de las fuerzas y los mercenarios de Gadafi para volver a controlarlas. Queremos declarar que han fracasado”, dijo Ghoga.

El portavoz rebelde reconoció que en Al Zauiya, localidad sitiada por las fuerzas gadafistas desde hace tres días sufre falta de alimentos y medicamentos, pero indicó que, a pesar de las dificultades, su población resiste.

Asimismo, insistió en que Tobruk, cerca de la frontera egipcia y Ras Lanuf en la costa central del país, continúan en poder de los rebeldes, desmintiendo las informaciones emitidas desde Trípoli que anunciaban la recuperación de estas ciudades por parte de las fuerzas fieles a Gadafi.
“El régimen utiliza los rumores de manera premeditada para debilitar la moral del pueblo libio”, sentenció. Por otra parte, subrayó que no han recibido ninguna notificación oficial sobre la propuesta del presidente venezolano, Hugo Chávez, para mediar en el conflicto. “No hay negociación de paz con Gadafi”, subrayó sobre este asunto Ghoga.