El magistrado del TC Juan Orellana lamenta que el cambio en los desahucios venga tras la pérdida de vidas

El magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Juan Orellana ha lamentado que el cambio en los desahucios venga tras la pérdida de vidas y ha destacado que "lo más grave" es que los desahucios se llevan a cabo con un cumplimiento "escrupuloso" del Derecho.
MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Juan Orellana ha lamentado que el cambio en los desahucios venga tras la pérdida de vidas y ha destacado que "lo más grave" es que los desahucios se llevan a cabo con un cumplimiento "escrupuloso" del Derecho.

"La religión es hoy día una puesta en guardia ante los destrozos de esta sociedad donde la economía está sustituyendo al derecho y tienen que pasar tragedias como la que acabo de aludir para que se plantee ¿qué hacemos con los desahucios?", ha señalado.

Así se ha pronunciado durante su intervención en la presentación del libro 'La libertad religiosa en España y en el derecho comparado" (Iustel), coordinado por Orellana y la profesora Cristina Hermida del Llano, y que ha tenido lugar en la sede de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.

Además, ha apuntado que "lo más grave de la cuestión es que un desahucio se hace con un cumplimiento escrupuloso de un Derecho que está en vigor", un Derecho que, a su juicio "se ha realizado pensando más en la utilidad que en la justicia".

En esta línea, ha criticado que haya "que esperar, como siempre, a que haya un accidente" para descubrir que algo no funciona bien. Ante esta situación, ha destacado la importancia de los "estímulos religiosos" sin los cuales, según ha precisado, "difícilmente se podrá evitar que la justicia se vea suplantada por la utilidad, fruto del positivismo" y "que al final en vez de una convivencia humana haya una sociedad en la que la gente se va tirando por las ventanas".