El madridista Jesé Rodríguez, galardonado con el Premio Gredos

El canario Jesé Rodríguez recibió en Guisando el Premio Gredos. / Foto: Real Madrid

Jesé Rodríguez se suma al otros madridistas que ya han recibido el búcaro que representa el Premio Gredos, como son Luis Figo, Marcelo, Raúl González e Iker Casillas, y a él habrá que añadir este año también al jugador de la sección de baloncesto Sergio Rodríguez, que también será reconocido con el galardón.

El futbolista canario del Real Madrid, Jesé Rodríguez, ha sido galardonado con el Premio Gredos que otorga el Micromuseo de Ninfas y Diosas de la localidad abulense de Guisando, concedido por el gran rendimiento mostrado en el primer equipo blanco en la pasada temporada hasta que sufrió una grave lesión del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, de la que aún continúa recuperándose.

 

El extremo merengue recibió el búcaro que le reconoce como uno de los ganadores de los Premios Gredos del presente año, convirtiéndose en el segundo madridista al que premiarán en el presente año, ya que también se verá reconocido con él, el jugador de la sección de baloncesto, también canario, Sergio el "Chacho" Rodríguez.

 

En el Real Madrid ya han sido varios los jugadores reconcidos desde la localidad de Guisando, ya que en años anteriores recibieron el famoso búcaro el portugués Luis Figo, el brasileño Marcelo, el madrileño Raúl González, o el portero con raíces en la localidad abulense de Navalacruz, Iker Casillas. Así, Jesé se suma a la lista de los jugadores del conjunto merengue obsequiados con el Premio Gredos.

 

UNA PEQUEÑA BIOGRAFÍA DE JESÉ RODRÍGUEZ

 

Jesé Rodríguez Ruiz nació en Las Palmas de Gran Canaria el 26 de febrero de 1993 y es un futbolista que juega como extremo que cuenta entre sus logros un Trofeo Zarra al proclamarse máximo goleador nacional en el año de su debut en la Segunda División del fútbol español, superando además el registro histórico de un jugador madridista en la citada categoría anotando un total de veintidós tantos.

 

Un año antes de lograr la marca, el jugador se proclamó también máximo goleador de la Eurocopa sub-19 de 2012 celebrada en Estonia con cinco tantos en apenas 342 minutos, que le valieron para conquistar la Bota de oro del torneo y ayudar a que la selección española sub-19 se proclamase campeona de Europa por novena vez y pudiese participar en el posterior Mundial sub-20 de 2013. En él se proclamó Bota de bronce del torneo tras anotar cinco tantos, y fue nombrado mejor jugador del partido en tres de los cuatro que disputó.

 

En la pasada campaña, 2013-2014 comenzó su andadura en el primer equipo madridista, cuajando grandes actuaciones que le valieron el cariño de la afición y la confianza del entrenador, pero una grave lesión le ha mantenido apartado de los terrenos de juego desde marzo de este año hasta el día de hoy, que continúa recuperándose.