El Madrid también aplasta en 'la 30'

'El Chacho', Reyes y Rudy dejaron nivelada la contienda al descanso para desmelenarse en el tercer cuarto anotando 41 puntos.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (13), Darden (4), Rudy Fernández (24), Mirotic (16) y Bourousis (7) --cinco inicial--; Sergio Rodríguez (19), Draper (-), Carroll (12), Reyes (11), Mejri (-) y Slaughter (5).

  

BAYERN MUNICH: Delaney (22), Savovic (4), Benzing (12), Staiger (12) y Bryant(7) --cinco inicial--; Taylor (14), Troutman (-), Schaffartzik (7), Thompson (9) y Idbihi (-).

  

PARCIALES: 17-24, 31-23, 41-21 y 22-19.

  

ÁRBITROS: Cerebuch (ITA), Mattioli (ITA) y Trawicki (POL). Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Palacio de los Deportes. 8.019 espectadores.

El Real Madrid ha alcanzado las 30 victorias consecutivas esta temporada después de imponerse (111-87) al Bayern Munich en la tercera jornada del 'Top 16' de la Euroliga, dentro del Grupo F, un encuentro en el que los alemanes plantaron cara en la primera mitad pero sucumbieron ante la maquinaria ofensiva de los de Pablo Laso, que se puso seria a partir del tercer cuarto.

  

Después de no salir contento de la pasada semana ante el Galatasary, en especial con la salida tras el descanso, esta vez Pablo Laso dejó bien claro en el vestuario que no quería volver a ver lo mismo.

 

El tercer cuarto del mejor equipo del momento suele ser el punto de inflexión de cada victoria blanca, pero en la segunda jornada falló, aunque terminó bien. Esta vez, ante los de Múnich, un equipo que en la primera mitad hizo poco mal, volvieron a salir a morder.

 

  

Un parcial de 41-21 en el tercer acto echó por tierra los primeros veinte minutos de los visitantes. El Madrid no estuvo mal, algo flojo en defensa y en el rebote, pero fue más mérito del rival, con muchos jugadores rayando a gran nivel. Sin embargo, después de un discreto primer cuarto, que se podía sumar al último ante el Galatasaray, el Madrid se vio obligado a cumplir con la exigencia de su trayectoria. Sergio Rodríguez, Reyes y Rudy dejaron nivelada la contienda al descanso.

  

A partir de ahí solo existió el blanco y la euforia del Palacio de los Deportes. El Madrid se hizo fuerte atrás y a partir de ahí desató su acierto anotador. Más de 20 puntos en apenas cinco minutos intimidaron a un Bayern que trató de mantener un ritmo al alcance de pocos. Como tocados en su orgullo, como el caso de un Llull que se reivindicó tras no recibir tantos piropos como el resto y este miércoles firmar una discreta primera parte, el Madrid acertó en cada decisión.

  

Rudy (24 puntos), el 'Chacho' (19), Mirotic (16) fueron los máximos exponentes de un recital que volvió a recordar al resto de Europa quién manda y quién vive un momento dulce. Los alemanes, con Delaney (22 puntos) como el mejor de sus filas, no pudieron más que rendirse y encajar su primera derrota en el 'Top 16', en un partido que finalmente sí tomó cariz de 'clásico', como lo es en fútbol, en su primera edición.