El Madrid se queda solo

Sergio Llul (Foto: Europa Press)

El Real Madrid sobrevive en Gran Canaria Derrotó al Herbalife en un agónico final, y se pone líder de la Liga Endesa en solitario.

FICHA DEL PARTIDO

 

HERBALIFE GRAN CANARIA (22+15+16+17): Brad Newley (7), Xavi Rey (6), Tomás Bellas (6), Eulis Báez (13),Javier Beirán (4) --quinteto inicial--; Albert Oliver (20), Ian O'Leary (8) y Nacho Martín (6).

  

REAL MADRID (17+22+15+21): Llull (6), Fernández (11), Darden (2), Mirotic (19) y Bourousis (5) --quinteto incial--; Rodríguez (13), Draper (-), Carroll (7), Reyes (6) y Slaughter (6).

 

ÁRBITROS: Conde, Calatrava, Martínez Fernández.

 

PABELLÓN: Centro Insular de Deportes. Antes del inicio del partido homenajearon a David Marrero, campeón de la Copa de Maestros de dobles junto a Fernando Verdasco.

El Real Madrid se ha hecho con la sexta victoria de la temporada tras derrotar a domicilio al Herbalife Gran Canaria (70-75), en un encuentro muy igualado que se decantó del lado blanco gracias a la actuación de Nikola Mirotic (19 puntos y 28 de valoración), y que deja al equipo de la capital como líder en solitario de la Liga Endesa tras la derrota del FC Barcelona en Bilbao.

 

Arropados por el incansable público que abarrotó las gradas del CID, el conjunto local le puso las cosas difíciles a un Real Madrid que, acostumbrado a ganar los partidos por más de 20 puntos, tuvo que sufrir más de la cuenta para conseguir un nuevo triunfo, el número 900 del equipo madrileño en la ACB.

 

La gran defensa que Pedro Martínez estableció en el parqué canario hizo que el conjunto madrileño sufriera en cada ataque. Xavi Rey se erigió como el centro de su equipo, y se convirtió en un muro ante el que los atacantes blancos sufrieron para sortear, consiguiendo que el Herbalife anotara las primeras diferencias del partido, logrando un parcial de 20-12 a falta de un minuto para el final.

  

Sin ideas en ataque y con la pintura bien defendida por el equipo local, los de Pablo Laso se encomendaron a los tiradores exteriores para reducir la ventaja. Ahí apareció Nicola Mirotic, que con 11 puntos y 100% de acierto en los tiros, evitó la sangría que se preveía en el primer acto.

  

La magia de Sergio Rodríguez entró en escena durante el segundo parcial. La movilidad del base blanco se notó en el juego de su equipo, que comenzó a desarrollar su juego habitual y a sentirse más cómodos en el pabellón canario. Emulando a Mirotic, sus 11 puntos durante el segundo cuarto sirvieron para que el Madrid remontara el encuentro y se fuera al descanso con dos puntos de ventaja (37-39).

  

La igualdad que fue la tónica dominante durante la primera parte siguió durante la reanudación. Rápidamente hizo olvidar el Herbalife la ventaja de dos puntos y con un arranque demoledor le dio la vuelta al marcador para ponerse por delante en los primeros minutos del tercer cuarto.

  

Eulis Báez se echó a la espalada el equipo e hizo estragos en una defensa blanca que fue incapaz de pararle. Sólido en defensa, capturando cuatro rebotes y determinante en ataque, con 11 puntos, el pívot español fue el artífice de que los canarios se llevaran el cuarto a su favor, y de que redujeran la distancia a un sólo punto (53-54).

 

AGÓNICO FINAL

  

El conjunto madrileño comenzó el último cuarto de forma arrolladora, y endosó un parcial de 0-7 que hacía prever que al Herbalife se le habían agotado las pilas. Nada más lejos, los de Pedro Martínez mantuvieron el pulso hasta el final y se encomendaron al mejor de su equipo, Albert Oliver (20 puntos, 26 de valoración) para poner al Madrid contra las cuerdas en los últimos instantes.

 

Con el paso de los minutos, el partido se fue enfilando a un último minuto agónico que finalmente se decantó para el bando madridista. Con Jaycee Carroll en su faceta más anotadora, -7 puntos en el último parcial- y con Mirotic espectacular, finalmente los de Laso consiguieron llevarse el encuentro.