El Madrid se pasea ante UCAM Murcia y se medirá en 'semis' a Valencia Basket

El Madrid de Laso, que repartió minutos entre su plantilla, comenzó en 'modo rodillo', con un 14-0 de salida.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Sergio Rodríguez (2), Taylor (6), Maciulis (7), Thompkins y Ayón (18) --quinteto inicial--; Nocioni (7), Donzic (9), Reyes (6), Carroll (18), Lima (-), Hernangómez (7) y Llull (12).

 

UCAM MURCIA: Campazzo (22), Kelati (3), Rojas (5), Antelo (5) y Faverani (5) --quinteto inicial-- Cabezas (2), Wood (3), Benite (10), Radovic (4), Lishchuk (2), Martín (-) y Moreira (11).

 

PARCIALES: 28-10, 26-23, 14-12 y 25-27.

 

ÁRBITROS: Martín Bertrán, García González y Peruga.

 

PABELLÓN: Barclaycard Center. 8.684 espectadores.

El Real Madrid ha pasado por encima del UCAM Murcia (93-72) en el choque definitivo de cuartos de final de los 'playoff', guiado por un Gustavo Ayón que se sacó la espina que le dejó su expulsión en el último partido con una actuación estelar que no dio opción alguna a la sorpresa y que puso fin a la participación liguera de los murcianos.

 

Los hombres de Pablo Laso demostraron desde el bocinazo inicial que no estaban dispuestos a cometer un nuevo error, como sucedió en el segundo enfrentamiento de la eliminatoria, y dejaron su pase a semifinales de 'playoff' muy encarrilado desde un comienzo soñado. La experiencia llevó en volandas a los de la capital española que, acostumbrados a disputar final tras final en este último tramo de temporada, aprovecharon la escasa contundencia de su rival.

 

Ya de arranque tuvo lugar un baño merengue que estableció un 14-0 en el marcador, secando por completo a los murcianos durante más de seis minutos hasta que estrenaron su casillero. El partido salió rodado para los madrileños, que dejaron atrás por completo las dudas que les condenaron a este tercer y definitivo encuentro.

 

Ayón, jugador mejor valorado en las filas madridistas en lo que va de campaña, se empeñó en seguir dando muestras del por qué es merecedor de este reconocimiento. El mexicano prácticamente se tomó el duelo como algo personal después de su expulsión en el choque precedente y comandó las ofensivas madridistas peleándolo todo bajo el aro.

 

Sobre la pintura, el pívot resultó demoledor y explotó al máximo las lagunas defensivas de los rojos, que se desesperaron al no encontrar la fórmula que frenara al 'Titán' Ayón. El también MVP de este martes, con 18 puntos, se desgastó ante el aliento de su hinchada para resarcirse del mal sabor de boca del pasado domingo.

 

Por contra, la debacle de UCAM encontró como única solución a sus carencias el 'balones a Campazzo', el único nombre destacado del vestuario rojo, que maquilló como pudo el resultado con sus 22 puntos. Gran noticia también para los de Madrid, que el próximo año recuperan al argentino tras su cesión.

 

El Real Madrid dejó patente de nuevo su fiabilidad en instantes decisivos, graduándose en los partidos a vida o muerte con un rendimiento incontestable. Mientras el equipo de Fotis Katsikaris fue incapaz de plantar cara frente a un contrincante extramotivado, el graderío local del Barclaycard Center se limitó a disfrutar de los suyos incluso con toda la segunda mitad por delante.

 

La enorme brecha en el marcador, que durante la mayoría de minutos no bajó de los 20 puntos, sirvió para que Laso diera minutos a la totalidad de su plantilla a excepción de Augusto Lima. Además, la abultada victoria trajo consigo el premio de la clasificación hacia la penúltima ronda por el título de la Liga Endesa, donde aguarda el Valencia Basket con un partido más de descanso.

Noticias relacionadas