El Madrid se lleva el primer 'palo' del Top-16 en Moscú

Dieciséis Copas de Europa entre ambos equipos volvían a augurar un duelo de quilates, con un diamante en bruto, Luka Doncic, haciendo de base durante bastantes minutos delante de una leyenda como Teodosic.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CSKA MOSCÚ: De Colo (28), Higgins (2), Freeland (8), Nichols (2) y Fridzon (7) --quinteto inicial--; Teodosic (23), Kurbanov (-), Hines (14), D. Kulagin (-) y Vorontsevich (11).

  

REAL MADRID: Sergio Rodríguez (6), Thompkins (5), Maciulis (4), KC Rivers (23) y Ayón (14) --quinteto inicial--; Doncic (12), Taylor (4), Carroll (2), Nocioni (7), N'Dour (2) y Reyes (2).

  

PARCIALES: 22-20, 28-21, 21-23 y 24-17.

  

ÁRBITROS: Radovic (CRO), Paternico (ITA) y Petek (SLO). Sin eliminados.

  

PABELLÓN: Universal Sports Hall, 5.000 espectadores.

El Real Madrid encajó este jueves su primera derrota en el 'Top 16' de la Euroliga al caer (95-81) en su visita al CSKA Moscú en la segunda jornada, una pelea de altura que aceptó y aguantó hasta el último parcial, donde terminó hincando la rodilla ante un aspirante que pudo estrenar su casillero de victorias.

  

Tras superar al Brose Baskets Bamberg la pasada semana, el Madrid retomó la competición en una de las peores plazas. Más si cabe cuando los locales aún no conocían la victoria en un exigente Grupo F. Nando de Colo y Milos Teodosic se aliaron con 51 puntos entre ambos y tumbaron a un Madrid correcto pero que echó de menos, más allá de las bajas, la presencia y acierto de Sergio Rodríguez habitual en los últimos duelos.

  

Dieciséis Copas de Europa entre ambos equipos volvían a augurar un duelo de quilates, con un diamante en bruto, Luka Doncic, haciendo de base durante bastantes minutos delante de una leyenda como Teodosic. El joven esloveno de 16 años aprendió de la lección y dio un paso más hacia su prometedor futuro, pero el Madrid no pudo evitar la primera derrota en el 'Top 16'.

  

En el Universal Sports Hall de Moscú no valían medias tintas. El vigente campeón lo tenía claro y así lo demostró con su entrada en el partido. Los de Laso dominaron los primeros minutos con una gran defensa, con la dirección del 'Chacho' y la contundencia de Gustavo Ayón, MVP de diciembre en la máxima competición continental (8-13). Además, KC Rivers dio pronto pistas de su rendimiento final.

  

Poco a poco entró en calor un CSKA herido (22-20), con menor margen de error al jugar en casa y caer en la primera jornada del 'Top 16' ante el Khimki. Con las bajas de nuevo de Sergio Llull y Rudy Fernández, Laso tuvo que dar descanso a el 'Chacho', líder de los blancos y creador de juego, por un Luka Doncic que cerca estuvo de revolucionar el encuentro.

  

El esloveno entró mediado el segundo cuarto con mal pie, imprecisiones y pérdidas, pero una tremenda bronca de Laso en un tiempo muerto le espabiló de inmediato. Doncic firmó tres triples seguidos para poner a los blancos en el camino correcto (42-41), pero el CSKA pronto difuminó el amago de reacción visitante, con De Colo a los mandos y Hines sacando petróleo debajo de los aros.

  

El acierto de Doncic sólo fue capaz de imitarlo KC Rivers (23 puntos al final). El 'repatriado' jugador de Carolina del Norte logró mantener a flote a los blancos tras el descanso. El Madrid no acertó a frenar a su rival pero aguantó el tú a tú hasta llegar al último parcial metido en el encuentro (69-64). Víctima de sus pérdidas, los de Laso sudaron para bajar el colchón de 10 puntos que se hizo habitual en favor de los locales.

  

Los 12 puntos de KC Rivers en el tercer cuarto espolearon a los madridistas, con Nocioni y Doncic sumando sendos 2+1 vitales para mantener la pelea. El CSKA hizo la goma y terminó estirándola de manera definitiva mediado el último cuarto con un lejano triple de De Colo que estableció de nuevo la complicada brecha de los 10 puntos (80-70). El coloso ruso no volvió a dejar en el aire el partido.