El Madrid se la 'pega' en Málaga ante un sólido líder

El equipo de Laso entra en barrena y pierde de nuevo en Liga; Fran Vázquez (23+10) y Granger (21 puntos y 35 valoración) pudieron con Rudy (24 puntos) y Felipe Reyes (10+12).

 

FICHA DEL PARTIDO

 

UNICAJA MÁLAGA: Markovic (2), Toolson (15), Thomas (10), Suárez (6) y Vázquez (23) --cinco inicial--; Granger (21), Vasileiadis (-), Green (4), Stefansson (-), Kuzminskas (8) y Golubovic (10).

  

REAL MADRID: Campazzo (2), Rudy Fernández (24), Maciulis (5), Ayón (2) y Reyes (10) --cinco inicial--; Rivers (-), Nocioni (9), Carroll (8), Llull (12), Bourousis (6), Mejri (3) y Sergio Rodríguez (11).

  

PARCIALES: 17-29, 29-19, 11-14, 20-15 y 22-15.

  

ÁRBITROS: Martín Bertrán, Peruga y Pérez Niz. Eliminaron a Granger, por parte del Unicaja, y a Sergio Rodríguez, en el Real Madrid.

  

PABELLÓN: Martín Carpena. 10.594 espectadores.

El Unicaja Málaga ha reforzado su liderato en solitario de la Liga Endesa al cosechar una ajustada victoria (99-92) frente al Real Madrid, tras un partido con prórroga en el que el club blanco no logró sobreponerse a la reciente derrota ante el Barcelona pese al gran partido de Rudy Fernández (24 partidos), mientras que Fran Vázquez (23 puntos, 10 rebotes) fue el mejor de los locales.

  

Tras este nuevo tropiezo del Real Madrid en una de las canchas más complicadas de la ACB, los de Pablo Laso se quedan terceros con balance positivo de partidos (10-4), pero firman su cuarta derrota en sus últimos seis compromisos. Por su parte, el Unicaja se escapa en la primera posición de Liga con dos victorias más que sus perseguidores.

  

Los jugadores dirigidos por Joan Plaza querían aprovecharse de la depresión madridista ya desde el primer instante, aunque paradójicamente no comenzaron bien mentalizados el envite. De hecho, los andaluces tardaron 2 minutos y 40 segundos en anotar su primera canasta en juego.

  

Un triple limpio de Rudy Fernández culminó un parcial de 2-11 a falta de 1:49 para finalizar el primer periodo, y otro triple de Sergio Rodríguez, casi sobre la bocina final de los 10 minutos, puso en el marcador una ventaja visitante de 12 puntos. Era la máxima diferencia favorable a los madridistas en el cuarto inaugural, donde el Unicaja no anotó ninguna canasta de tres puntos y el Real Madrid acabó con un 5/7 en esa misma estadística.

  

El club malagueño volvió a engancharse al electrónico del pabellón Martín Carpena al inicio del segundo cuarto, con un parcial de 10-3 en los primeros cuatro minutos del mismo. Las posteriores arremetidas merengues presagiaban otra escapada en el resultado, pero el lituano Mindaugas Kuzminskas firmó para el Unicaja un '3+1' con 4:28 aún por disputarse antes del descanso.

  

Esa buena dinámica ofensiva de los locales se vio refrendada con un bonito 'alley-oop' de Fran Vázquez, que vivió un intenso duelo con Felipe Reyes (10 puntos, 12 rebotes), a pase de Jayson Granger, que puso el 44-46 en el marcador y selló un parcial de 10-2 a 59 segundos para alcanzar el intermedio, a donde finalmente se llegó con desventaja local de dos puntos (46-48).

 

GRANGER Y VÁZQUEZ DERRIBAN AL MADRID TRAS EL DESCANSO

  

Al regreso de los vestuarios, el Real Madrid recuperó la viveza en defensa y evitó con pericia que el Unicaja se acercase en el resultado; pero Vázquez, por dentro de la 'pintura', y Granger, desde fuera, se empeñaban en mantener enchufados a los andaluces.

  

El tercer periodo concluyó con un resultado acumulado de 57-62, lo que auguraba una intensa pelea para el aparente periodo decisivo, siempre y cuando el conjunto malagueño recuperase la oportuna inspiración en sus repliegues defensivos.

  

Dicho y hecho. El Unicaja apretó las clavijas bajo su propio tablero y demostró ser bastante resolutivo en tareas ofensivas. El club andaluz ganó el cuarto periodo de juego por 20-15 e igualó el tanteador global (77-77), llevando el duelo a una prórroga que pudo haber evitado Llull, con un lejano triple sobre la bocina que no entró.

  

En la mencionada prórroga, los malagueños gestionaron mejor los nervios y dieron un estirón en el marcador, incluso obtuvieron su máxima renta de seis puntos (83-77). El club madrileño se perdió entre tantas protestas, incluidas dos faltas técnicas --una al banquillo-- y una falta antideportiva.

  

Un arrebato de coraje madridista apretó el resultado en los compases finales del partido, pero ya apenas sin tiempo suficiente para inquietar al Unicaja, que selló el triunfo (99-92) y logra un 'colchón' de dos partidos de ventaja sobre sus rivales en la clasificación.