El Madrid se exhibe en el derbi antes de la 'Final Four'

Real Madrid y Asefa Estudiantes apoyaron la candidatura de Madrid 2020 antes del inicio del partido.

El Real Madrid de Pablo Laso pasó por encima de Estudiantes (93-82) este domingo para adjudicarse el derbi madrileño sobre la pintura del Palacio de los Deportes, en una trigésimo segunda jornada de Liga Endesa que supone una dosis de motivación extra de cara a la 'Final Four' frente al Barcelona para los blancos, mientras que evapora las escasas opciones de terminar en 'play-off' del cuadro de Vidorreta, cuya racha negativa en casa de su verdugo se prolonga hasta los siete años.

  

"Todos deseamos que el 7 de septiembre Madrid 2020 deje de ser un sueño para ser una realidad", fueron las palabras que se escucharon antes del choque por megafonía, mientras los dos conjuntos se colocaban en el centro de la cancha. Precisamente era la hegemonía del baloncesto en la capital lo que estaba en juego.

  

Pero hasta los oídos de los jugadores de Estudiantes sólo llegó la palabra sueño. No había dado más que unos botes el esférico naranja cuando se encontraban con un parcial de 8-0 en contra. Las ausencias de English y Germán Gabriel se notaron de forma temprana. Costó salir del insomnio en que se habían sumergido. Pero lo harían de la mano de Granger y Kulic, que anotaron de tres.

  

Para cuando los 'colegiales' pisaron el embrague, el Real Madrid ya había metido la quinta marcha. Les pareció difícil dosificar esfuerzos para la cita del viernes de 'Final Four' frente al Barcelona. Más aun viendo la euforia y los pasionales cánticos que se dedicaban entre las aficiones para embellecer la contienda. Con la rivalidad a pie de pista, apareció una pancarta en la que se leía el 'fílmico': "El gran Lewandowski".

  

Decidió aparecer también Nikola Mirotic (18+5+4), el mejor promedio anotador de Pablo Laso. El alero fue un calvario para los visitantes. El duelo en el poste bajo ganó en quilates con Nogueira en pista. Apareció para taponar a su compatriota Hettsheimeir. Le ganó en su emparejamiento. No así con Felipe Reyes, quien supo desatascar de forma notable la situación bajo el aro.

 

GRANGER NO FUE SUFICIENTE

  

El propio Hettsheimeir y Sergio Llull (12+2+2) abrieron brecha. Llevaron el marcador hasta el 42-25. Sin embargo, de entre el equipo de circunstancia con el que saltó Estudiantes, incluyendo varios canteranos, estaba Jayson Granger (22+2+3). El base uruguayo se catapultó con 19 puntos al segundo cuarto para resucitar a los suyos. Anotó un triple desde el centro del campo para dejar a los de Txus Vidorreta con una desventaja de 12 puntos al descanso (50-38).

  

El alero madrileño Carlos Suárez quiso reclamar su cuota de protagonismo con dos triples al comienzo del tercer cuarto. Le siguió otro de Llull en un arranque que cayó como una losa para el cuadro estudiantil. El festival del escolta mallorquín fue aplaudido por el Palacio de los Deportes. Se entregó en cada lance, sin importar si acababa tumbado en el parqué. Le acompañó Mirotic, en idónea sintonía con Rudy.

  

Así llegaron los últimos diez minutos (75-55). La superioridad del campeón de la fase regular fue incontestable. Se elevó por encima de sus 87,3 puntos de promedio anotador. El Estudiantes se vio maniatado, impotente ante los arrebatos del Madrid, acompañados siempre de balones que se metían en el aro para traspasar las redes. El partido se cerró con 'olés' y un canasta 'in extremis' de Kirsay.

 

FICHA DEL PARTIDO

  

REAL MADRID:  Rudy (4), Suárez (8), Mirotic (18), Begic (4) y Llull (12) -cinco inicial-- Draper (5), Reyes (11), Rodríguez (8), Hettsheimeir (7), Carroll (13), Darden (1), Slaughter (2).

  

ESTUDIANTES: Clark (11), Granger (22), Kuric (11), Kirksay (15) y Barnes (2) -cinco inicial-- Fisher (2), Fernández (6), Vicedo (4), Brizuela (-), Nogueira (9).

  

PARCIALES: 29-18, 21-20, 25-17 y 18-27.

  

ÁRBITROS: Juan Luis Redondo, Carlos Peruga, Manuel.

  

PABELLÓN. Palacio de los Deportes.