El Madrid se estrena con una victoria y muchas dudas

Benzema y Ronaldo se encargaron de anotar los dos goles blancos en el Bernabéu. Ancelotti hizo las típicas rotaciones y decidió su portero titular: Íker Casillas.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa (Carvajal, min.72), Ramos, Pepe, Marcelo; Kroos, Modric, James (Isco, min.72); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Khedira, min.76).

  

CÓRDOBA: Juan Carlos; Pantic, Crespo, Íñigo López, Pinillos (Fede, min.46); López Garai, Rossi; López Silva, Matos (Fidel, min.61), Gunino y Havenaar (Xisco, min.66).

 

GOLES:

 

   1-0, min.30, Benzema.

   2-0, min.90, Cristiano Ronaldo.

  

ÁRBITRO: Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó a Benzema (min.71) por parte del Real Madrid; y a Pinillos (min.21) y López Garai (min.58) por parte del Córdoba.

  

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

El Real Madrid se impuso este lunes al Córdoba (2-0) en la primera jornada de la Liga BBVA en un partido en el que el equipo andaluz volvía a jugar en la máxima categoría del fútbol español 42 años después y en el que el francés Karim Benzema, que no marcaba con el conjunto blanco desde el pasado 23 de abril, y Cristiano Ronaldo hicieron los goles en un partido poco brillante del actual campeón de Europa.

  

Tenía el Real Madrid la misión de iniciar el campeonato doméstico con buen sabor de boca después de la desilusión sufrida en el Vicente Calderón el pasado viernes, cuando perdió la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid. La herida no era profunda, pero convenía cerrarla antes de que pudiera hacerse aún mayor cuando el verano aún ni ha expirado.

  

Eso en lo sentimental. En lo deportivo, Ancelotti sigue inmerso en la misión de encajar a las piezas nuevas. Optó el italiano en el inicio liguero por un centro del campo formado por Kroos, Modrid y James -descansó Xabi Alonso-. Con Kroos en el puesto del tolosarra y James en el del argentino Di María, del que Ancelotti y algunos compañeros ya se despidieron públicamente el domingo a falta de cerrarse oficialmente su traspaso al Manchester United.

  

Con ese centro del campo, el equipo de Ancelotti -como hiciera ante el Sevilla- volvió a dejar claro que el balón será suyo en casi todas las circunstancias. De ser así, el Madrid tendrá que acostumbrarse a sí mismo y a la afición a llegar a la portería contraria más tarde de lo que suele ser habitual, al menos mientras perfecciona ese modelo de juego. Y es que el Madrid mostró mucho toque corto aunque, eso sí, también salpicado con balones largos buscando la espalda de la defensa del Córdoba, donde aparecen Cristiano Ronaldo y Gareth Bale.

  

Y de ser esta la idea principal de juego del actual campeón de Europa, será habitual que, como este lunes, tarde en abrir el marcador. Ante el Córdoba fue Benzema quien a la media hora, a la salida de un córner ejecutado por Toni Kroos, hizo el tanto inaugural del conjunto blanco en esta liga. Un gol que necesitaba el galo, pues a pesar de que ha destacado colaborando a elaborar el juego, como delantero centro necesitaba volver a entonar el canto sagrado del fútbol. No lo hacía el de Lyon con el Madrid desde la ida de las semifinales de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich, en el pasado mes de abril.

  

El 'nuevo' Madrid, tiene varios actores cuyo papel se antoja fundamental. Uno de ellos es James Rodríguez. El colombiano tiene la doble misión de hacer buenas las expectativas levantadas alrededor de su fichaje y de tener un despliegue físico parecido al de Di María. Un papel, el de las ayudas defensivas, en el que se vio a un Bale voluntarioso y que ayudó a sus compañeros más que en otras ocasiones. Con su capacidad física, será otro de los que tendrá que arrimar el hombro para suplir las 'piernas' de Di María.

 

EL MADRID SE CONFORMA, CÓRDOBA DISFRUTA

  

El gol le llegó al conjunto local en el buen rato de fútbol que tuvo, 20 minutos de la primera parte en los que empezaba a meter atrás a un Córdoba que, sin embargo, no empezó encerrado en su debut en el Bernabéu. El equipo del 'Chapi' Ferrer dejó claro que no ha regresado a Primera 40 años después para arrugarse. En las trazas maestras de su equipo se dejan ver intenciones de sacar el balón jugado y paciencia para llegar a la meta contraria.

 

 

 

Los andaluces se fueron creyendo poco a poco que podían empatar a un Madrid que no parecía tener intención de aumentar su ventaja. Ya antes del descanso, casi empata el Córdoba a la salida de un córner en el que Havenaar no consiguió aprovechar una mala salida de Iker Casillas. En la segunda, se acercaron algo más a la portería del mostoleño, incluso llegaron a perforar la portería blanca; pero Xisco estaba en fuera de juego y el gol no subió al marcador.

  

El gol de Cristiano Ronaldo cuando el partido ya acababa solo sirvió para que el resultado no fuera mínimo, pero aún queda mucho para que la línea de juego que quiere trazar Ancelotti sea recta y sin obstáculos. Es la conclusión del partido de los blancos. Consiguieron el objetivo, los tres puntos, pero nada más. En la segunda jornada, en Anoeta, necesitará el equipo de Chamartín mostrar más para sumar ante una Real necesitada después de perder en su estreno ante el Eibar.

  

Por su parte, el Córdoba volvió con orgullo a Primera 42 años después y lo hizo de la mano de una afición que abarrotó la zona del Bernabéu habilitada a la afición visitante y que tenía hinchas blanquiverdes repartidos por todo el campo. Entre cánticos de 'olé', el equipo califa regresó a la élite. Lo hizo con derrota, pero no son la primera jornada ni el Santiago Bernabéu el momento para juzgar al conjunto de Ferrer. El sábado que viene, ante el Celta, empezará su camino a la permanencia. Este lunes, Córdoba fue una fiesta con sede en el Santiago Bernabéu.