El Madrid repite decepción (y empate) ante un serio Eibar

El equipo de Zinedine Zidane vuelve a mostrar evidencias de poco fútbol e intensidad y solo puede empatar ante un buen Eibar (1-1) en el Bernabéu.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Navas; Carvajal, Pepe, Varane (Nacho, min.45), Danilo; Kroos, Isco (Asensio, min.72), Kovacic; Bale, Benzema (Morata, min.45), Cristiano Ronaldo.

 

EIBAR: Riesgo; Capa, Dos Santos, Lejeune, Luna; Rico, Escalante, Dani García, Pdero León (Adrián, min.92), Peña (Bebe, min.87); Enrich (Kike, min.75).

 

GOLES.

 

0-1, min. 6, Fran Rico.

1-1, min. 17, Bale.

 

ÁRBITRO: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a Escalante (min.29), Dani García (min.48), Lejeune (min.57), Enrich (min.71) y Fran Rico (min.84) por el Eibar y a Carvajal (min.44), Bale (min. 44), Morata (min.56) y Kroos (min.73) en el Real Madrid.

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

El Real Madrid no pudo pasar del empate (1-1) en la visita del Eibar al Santiago Bernabéu perteneciente a la séptima jornada de LaLiga Santander, en la que los de Zinedine Zidane sumaron su cuarta igualada consecutiva, tras las que cosechó frente a Villarreal, Las Palmas y Borussia Dortmund.

 

Los madridistas volvieron a dejarse puntos, una vez más sin Casemiro sobre el césped. Los merengues no han conseguido aún ganar en los cuatro partidos que el centrocampista lleva lesionado, dando sensación de fragilidad defensiva y de inoperancia ofensiva, algo que les ha hecho ceder el liderato. Los de José Luis Mendilibar lograron su primer tanto y su primer punto en el Santiago Bernabéu desde el ascenso de 2014.

 

El Real Madrid tuvo un inicio de partido complicado. La baja de James Rodríguez a última hora se sumó a las de Luka Modric, Casemiro y Marcelo y obligó a Zidane a dar entrada a Marko Kovacic en su lugar. El croata se situó en un centro del campo formado junto a Toni Kroos e Isco, que no logró encontrar fisuras en el centro de la defensa armera.

 

Mendilibar trazó un entramado que desactivó el ataque blanco durante buena parte de la primera mitad. Únicamente las combinaciones entre Carvajal, Isco y Bale por banda derecha y las subidas de Danilo por el costado izquierdo creaban cierto peligro para el conjunto vasco, pero Lejeune y Dos Santos evitaban cada opción de remate desde el centro de la zaga.

 

Además, el Eibar supo aprovechar la fragilidad atrás del líder para adelantarse en los primeros minutos. Ander Capa se internó por el flanco derecho y centró para que un ex madridista, Fran Rico, marcara el primer gol de los armeros en la casa blanca. Sin embargo, la alegría duró poco para los visitantes. Bale, el más activo del tridente ofensivo merengue, cabeceó picado para igualar el marcador pasado el primer cuarto de hora de juego, aprovechando un buen centro de Cristiano Ronaldo.

 

El tanto no hizo temblar los cimientos del Eibar, que siguió manteniendo el orden. Los de Mendilibar evitaban que el ataque del Real Madrid tuviera la fluidez necesaria para encerrarles en su área y, de vez en cuando, se acercaban con cierto peligro a la meta defendida por Keylor Navas.

 

La salida de Álvaro Morata por Karim Benzema tras el descanso dio otro ritmo al ataque blanco. Los madridistas tuvieron tres claras ocasiones en el primer cuarto de hora de segunda parte, incluido un gol anulado a Morata y un cabezazo al palo de Bale que hizo cantar el gol al público del Bernabéu. Sin embargo, el arreón local duró poco y el Eibar volvió a recuperar la compostura.

 

Los armeros trataron de bajar las revoluciones del partido y trabar los ataques de los de Zidane, que veía acercarse el cuarto empate consecutivo de su conjunto. Esta vez la pegada ni la épica fueron efectivas para un Real Madrid que acabó sin volcarse al área y que pierde el liderato, tras la victoria del Atlético y a la espera del encuentro del Barcelona, mientras que el Eibar mantiene su buen arranque, con únicamente dos derrotas en siete choques.

Noticias relacionadas