El Madrid no brilla y se agarra a su juego interior

Slaughter, Felipe y Darden dieron buena cuenta de un Galatasaray que estuvo a punto de dar la sorpresa.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (10), Rudy Fernández (2), Darden (13), Mirotic (5) y Bourousis (2) -- cinco inicial--; Rodríguez (14), Draper (-), Carroll (15), Reyes (14) y Slaughter (14).

  

GALATASARAY: Arroyo (12), Domercant (6), Hairston (9), Macvan (12) y Erceg (24) -- cinco inicial--; Guler (1), Arslan (4) y Akyol (16).

 

ÁRBITROS: Radovic (CRO), Rocha (POR) y Vojinovic (SRB). Sin eliminados.

 

  

PABELLÓN: Palacio de los Deportes. 11.347 espectadores.

El Real Madrid ha sumado su victoria número 28 de manera consecutiva tras derrotar (89-84) este viernes al Galatasaray Liv Hospital en la segunda jornada del 'Top 16' de la Euroliga, dentro del Grupo F, un duelo en el que los de Pablo Laso no fueron lo contundentes de otras ocasiones sin llegar a romper el partido en ningún momento, pero sí lo suficiente para convertirse en el único equipo invicto en Europa de la mano de Sergio Rodríguez, Slaughter y Carroll.

  

El conjunto blanco sumó su segunda victoria en esta nueva fase europea y se quedó además como el único invicto en el 'Viejo Continente' después de la derrota este jueves de Olympiacos. El 'Chacho' pudo celebrar su reciente renovación hasta el 2018 con una gran actuación en los apenas 20 minutos que disputó, en los que anotó 14 puntos y repartió cuatro asistencias.

  

No fue el mejor partido de los blancos, en especial en defensa, pero el oficio y el empuje del Palacio fue suficiente para mantener una histórica racha de triunfos que los turcos quisieron quebrar con un gran último cuarto.

  

La contundencia de Bourousis, Mirotic y Reyes marcaron el territorio en el primer cuarto y a partir de ahí el conjunto turco apenas tuvo juego interior. El duelo quedó en manos de la efectividad exterior y aunque no fue el mejor día de los blancos en ese sentido, que echaron de menos a Rudy o Mirotic, fue suficiente para no dar opción al rival. Los puntos de las torres locales, más la aportación de Llull, mantuvieron a raya a los visitantes.

  

Sin embargo, una vez más los de Laso no pusieron toda la carne en el asador desde el inicio, y la igualdad reinó hasta mediado el segundo parcial. Zoran Erceg, desterrado de la zona pero acertado en el tiro, y Arroyo en la dirección, mantuvieron a los suyos.

  

Sin acelerar en demasía, el Madrid se hizo con su primer colchón en el marcador con la salida en el segundo cuarto de Carroll y Sergio Rodríguez. El 'Chacho' dejó su huella --lo mejor estaba por llegar-- y la maquinaria blanca fue despertando para irse al descanso con ya una buena renta (45-33).

  

De nuevo, la salida de los vestuarios no fue intensa en los de Laso y el Galatasaray le endosó un parcial de 2-11, gracias a Arroyo y Erceg. El técnico blanco dio entrada a Slaughter, 'enchufado', para devolver la tranquilidad al Palacio. Con los 10 puntos instaurados como diferencia en el marcador, el partido parecía sentenciado de cara al último acto, pero el Madrid no dio la puntilla al rival.

  

Volvió entonces a ser el momento del 'Chacho' y de Carroll. Ambos saltaron con la intención de romper el partido pero el conjunto turco se mantuvo en él. El estadounidense fue el más acertado del último parcial, pero el encuentro terminó siendo un ida y vuelta con poca seriedad defensiva.

  

El Galatasaray encontraba respuesta fácil a las canastas blancas. Por ello, Laso pidió algo más de seriedad para los últimos minutos (87-82). Los turcos se vieron con opciones y pelearon hasta el final, pero no lo suficiente para frenar al 'Laso Team'.