El Madrid gana y ya es el único rival en la Liga para el Barça

Arbeloa entra al campo sustituyendo a Cristiano en su último partido

Zidane dio a Álvaro Arbeloa la oportunidad de despedirse del Bernabéu desde el césped al jugar en la recta final del partido.

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Casilla; Danilo, Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Casemiro, James; Lucas Vázquez (Jesé, min.76), Benzema (Kovacic, min.64) y Cristiano Ronaldo (Arbeloa, min.79).

  

VALENCIA: Diego Alves; Barragán, Mustafi, Abdennour (Mina, min.46), Siqueira; Cancelo (André Gomes, min.46), Parejo, Enzo Pérez (Piatti, min.86), Javi Fuego; Rodrigo y Alcácer.

 

GOLES.

   1-0, minuto 26. Cristiano Ronaldo.

   2-0, minuto 43. Benzema.

   2-1, minuto 55. Rodrigo.

   3-1, minuto 59. Cristiano Ronaldo.

   3-2, minuto 81. André Gomes.

  

ÁRBITRO: Fernández Borbalán (C.Andaluz). Amonestó a Casemiro (mni.52), por el Real Madrid, y a Enzo Pérez (min.13), Siqueira (min.39), André Gomes (min.43), Javi Fuego (min.69), por el Valencia. Expulsó por roja directa a Rodrigo en el minuto 84.

  

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

 

El Real Madrid llegará con opciones al desenlace liguero de la última jornada de la Liga BBVA después de derrotar este domingo en el Santiago Bernabéu al Valencia por 3-2, en un partido que tuvo dominado durante muchos minutos y que se complicó al final por su falta de firmeza defensiva.

  

Los blancos se jugarán el título liguero el próximo sábado en Riazor ante el Deportivo de la Coruña y serán los únicos rivales del FC Barcelona, que jugará en Granada ante un rival ya salvado, esperando un tropiezo 'culé' que se antoja improbable, después de la inesperada derrota del Atlético de Madrid ante el Levante.

  

Y para llegar al desenlace final con opciones, los de Zinedine Zidane tuvieron que sudar ante un oponente que tras 'entregar' los primeros 45 minutos, mejoró con los ofensivos cambios y estuvo cerca de provocar el alirón azulgrana. Cristiano Ronaldo, con su doblete, encarriló la victoria, pero luego fue Kiko Casilla el que sostuvo a los suyos.

  

El Real Madrid encerró de inicio al Valencia, aunque le costó un mundo crear alguna ocasión para probar los reflejos de Diego Alves. Pako Ayestarán puso un once de trabajo, con dos laterales derechos (Barragán y Joao Cancelo), para controlar mejor a Cristiano Ronaldo y Marcelo.

  

La pelota era madridista y el conjunto 'che', con Paco Alcácer aislado y Dani Parejo, su jugador más creativo, con pocas opciones para intentar conectar con los de arriba, no aparecía en ataque, aunque sólo sufría el dominio local sin demasiada intranquilidad.

  

No fue hasta el minuto 24 cuando Alves demostró su calidad como portero, siempre acrecentada cuando pisa estadios 'grandes'. Kroos, de nuevo cuajando un gran partido descargado de más responsabilidad defensiva por la vuelta de Casemiro, envió un buen pase a Cristiano Ronaldo, cuyo disparo cruzado lo sacó ágilmente el arquero brasileño.

  

Sin embargo, dos minutos después, el de Madeira fue el ganador del duelo y tras deshacerse de Abdennour en la frontal, superó al portero valencianista para poner el 1-0 y abrir los mejores minutos de los de Zidane, que pudieron hacer más goles pero Lucas Vázquez se topó con el guardameta y Cristiano no acertó a conectar pase dentro del área.

  

Pero quien más cerca tuvo el gol fue el Valencia. Parejo aprovechó un error de la zaga para meter un pase letal a un Alcácer, generoso frente a Casilla para devolver al canterano madridista, que no pudo empujar la pelota, lo mismo que un Cancelo que eligió mal con todo a su favor. Este fallo le costó caro a los valencianistas que, antes del descanso, recibieron el 2-0, obra de Benzema, que se había topado, en fuera de juego, con Alves, segundos antes de recibir solo delante de la portería un pase cortado de Cancelo que sí anulaba su posición irregular.

 

EL VALENCIA CAMBIA DE CARA

  

Ayestarán se vio obligado a arriesgar tras el descanso, metiendo a más talento (André Gomes) y más 'punch' arriba (Santi Mina) por dos defensas (Cancelo y Abdennour, este lesionado tras el 2-0), retrasando a Enzo Pérez junto a Mustafi. Alves, a cabezazo de Benzema, salvó el 3-0, y dio vida a su equipo que gozó de dos ocasiones claras por medio de Parejo, con una falta al travesaño, y André Gomes, con respuesta de Casilla.

  

Estos dos avisos fueron el preludio del 2-1, obra de Rodrigo y que parecía que podría abrir un nuevo escenario, que se encargó de cerrar Cristiano Ronaldo, que no desaprovechó los espacios visitantes para batir al brasileño. Poco después, Casilla también hacía valer con otra buena mano a un Parejo al alza para evitar el 3-2.

  

Zidane decidió entonces reforzar el centro del campo con la entrada de Kovacic por Benzema, con los locales dejando más la iniciativa a los 'che' en busca de finiquitar el partido en algún contragolpe, aunque fue de nuevo Casilla el que metió otra mano salvador a la aparición casi siempre letal de Paco Alcácer en el primer palo. El equipo madridista concedía demasiado atrás y André Gomes perdonaba.

  

El partido entraba en su recta final y Zidane permitió que el Santiago Bernabéu homenajease a Álvaro Arbeloa, aún a riesgo de desequilibrar un tanto al equipo porque el que se marchó fue Cristiano Ronaldo. Casilla mantuvo el tipo de nuevo en la distancia corta ante Alcácer, pero no pudo hacer nada para evitar el gran gol de André Gomes.

  

En la 'locura' de la segunda parte, Rodrigo vio la roja directa y dejó a su equipo con diez a la búsqueda del empate, aunque Pako Ayestarán fue valiente al jugársela con Piatti por Enzo Pérez. El Real Madrid acabó encerrado y pidiendo la hora, pero aferrado a su hilo de vida para el desenlace final.