El Madrid cumple el trámite en el fin de una Liga para olvidar

Cristiano Ronaldo se retiró con molestias del calentamiento en el encuentro correspondiente a la trigésima octava y última jornada de la Liga BBVA.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Casillas; Carvajal (Arbeloa, min.46), Ramos, Varane, Marcelo; Illarramendi, Khedira (Modric, min.63), Di María; Bale, Isco y Benzema (Morata, min.67).

  

ESPANYOL: Casilla; Javi López, Colotto, Moreno, Fuentes; Víctor Sánchez (Álex Fernández, min.66), Abraham (Córdoba, min.63), David López; Stuani, Simao (Pizzi, min.69) y Sergio García.

 

GOLES:

 

   1 - 0, min.64, Bale.

   2 - 0, min.86, Morata.

   2 - 1, min.89, Pizzi.

   3 - 1, min.91, Morata.

  

ÁRBITRO: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Sin amonestados.

  

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

El Real Madrid se impuso este sábado al RCD Espanyol (3-1) en el Santiago Bernabéu en un partido intrascendente para ambos conjuntos, resuelto con un doblete del canterano Morata, mientras que Cristiano Ronaldo se retiró con molestias del calentamiento en el encuentro correspondiente a la trigésima octava y última jornada de la Liga BBVA.

 

  

En la primera mitad, el conjunto de Carlo Ancelotti llevó la iniciativa en un encuentro sin apenas intensidad y en el que el delantero francés Karim Benzema tuvo la primera oportunidad clara en el minuto 12 con un cabezazo a puerta vacía que se marchó alto. De nuevo el galo pudo anotar el 1-0 a la media hora pero su remate, tras regatear a Casilla, fue desviado por el guardameta 'perico' en una gran intervención.

  

Por su parte, el equipo blanquiazul pudo adelantarse en el marcador al borde del descanso con un disparo del portugués Simao pero Carvajal desvió el esférico que salió rozando el palo.

  

Tras el descanso, un gran pase de Benzema a la espalda de la defensa espayolista lo definió a la perfección Bale para poner el 1-0 y anotar su decimoquinto tanto en liga. Un minuto después, Simao volvió a tener el gol en sus botas pero cruzó demasiado su disparo cuando estaba solo ante Casillas.

  

Con el tanto del galés, el encuentro se convirtió en un ida y vuelta con claras ocasiones para ambos conjuntos. En el tramo final, Morata sentenció el partido con dos tantos y Pizzi marcó el del honor para el Espanyol.