El Madrid busca 'matar' en el Bernabéu

El equipo alemán llega con numerosas bajas en el once que le hacen perder aún más potencial mientras que el Madrid va con todo menos con Marcelo y Jesé lesionados.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Pepe, Ramos, Coentrao; Modric, Xabi Alonso, Di María; Bale, Benzema y Cristiano.

  

BORUSSIA DORTMUND: Weidenfeller; Piszczek, Hummels, Papasthopopulos, Durm; Grosskreutz; Kehl, Sahin, Mkhitaryan; Reus y Aubameyang.

  

ÁRBITRO: Mark Clattenburg (ING).

  

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

  

HORA: 20.45/Canal+ Liga Campeones.

El Real Madrid tratará de encarrilar este miércoles (20.45 horas/Canal+ Liga Campeones) su pase a las semifinales de la Liga de Campeones con una victoria lo más amplia posible ante el Borussia Dortmund alemán, mermado por las bajas, pero que no renuncia a llevar la eliminatoria 'viva' al Signal Iduna Park.

 

 

El conjunto blanco, invicto en la competición, parte como favorito en este cruce, donde quiere tomarse la revancha de su eliminación del año pasado en las semifinales del torneo, un favoritismo que ha aumentado por la cantidad de bajas, en todas las líneas, que tiene su rival, menos 'temible' y menos 'tapado' que la anterior temporada.

  

Sin embargo, a las ausencias de los de Jurgen Klopp se unen en el bando de los de Carlo Ancelotti las dudas surgidas tras perder el 'clásico' y en Sevilla que, sin llegar a igualar plenamente el choque, afectan a la confianza de unos y otros a la hora de afrontar esta eliminatoria.

 

El 21 de marzo, fecha del sorteo, el conjunto blanco era líder y mostraba una impecable solidez de 31 partidos sin perder, y una decena de días ha perdido parte de esas sensaciones, lo que anima al actual subcampeón continental, deseoso de aprovechar cualquier resquicio para volver a Dortmund con aspiraciones de dar la sorpresa.

  

Con todo, los de Klopp tienen una gran cantidad de bajas que merman considerablemente su potencial. El campeón de Europa de 1997 se ha mostrado como un equipo competitivo en Europa, sobreviviendo a otro 'grupo de la muerte', aunque con más apuros, y en la Bundesliga apenas ha podido inquietar al Bayern de Múnich, aunque en su debe está la plaga de problemas físicos que complican mucho sus opciones, que pasan por salir airoso del Santiago Bernabéu.

  

Así, Subotic y Schmelzer, dos pilares en defensa, y Gundogan, Bender y Blaszczykowski, piezas claves del medio, sobre todo el primero, ausente todo el año por problemas de espalda, no estarán en todo el cruce, mientras que en la capital tampoco estará Robert Lewandowski, sancionado y que el año pasado fue un auténtico quebradero de cabeza para la zaga blanca, a la que endosó cinco goles, cuatro de ellos en la goleada de la ida de las semifinales.

  

Esta situación no la puede dejar escapar el Real Madrid, ansioso de recuperar su mejor línea en un momento clave de la temporada y también de tomarse una revancha deportiva después del revés de la pasada campaña donde el equipo 'borusser' se le atragantó. El equipo germano era uno de los apetecibles para los madridistas en el sorteo y ahora no quieren dejar opción a la sorpresa.

  

Para ello esperan una buena noche europea en el Santiago Bernabéu, que ya dio un pequeño aviso al equipo el pasado sábado ante el Rayo Vallecano, pero que se volcará para hacer un viaje sin agobios a un todavía un 'territorio maldito' pese a la exhibición en Gelsenkirchen. Aprovechar el potencial ofensivo y volver a la sobriedad atrás para no encajar ningún gol que dé alas al Borussia se presentan claves.

 

CRISTIANO QUIERE REVANCHA

  

No habrá excesivas sorpresas en el once titular de Ancelotti, que se ha encontrado sin embargo con un problema de última hora, con la lesión de Marcelo, que no jugará seguramente tampoco la eliminatoria completa. Fabio Coentrao entrará por el brasileño, con lo que el equipo ganará en fortaleza defensiva a costa de perder la ofensiva.

  

También volverá Iker Casillas, en medio del 'eterno' debate de la portería, mientras que el centro del campo recuperará su figura más habitual con el trío Xabi Alonso, Luka Modric y Ángel di María, después de que el croata descansase ante el Rayo. Arriba, Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema, que buscarán hacer daño a una zaga, que prácticamente anuló al portugués en los cuatro enfrentamientos del año pasado, pero que es de menor solidez.

  

El Real Madrid tratará de hacer daño con el de Madeira y el de Cardiff sobre todo dado que el Dortmund 'cojea' por los laterales donde el polaco Piszczek no está al nivel del año pasado y Klopp tiene que decidir qué hace en la izquierda para sustituir al solvente y peligroso Schmelzer, si poner a un centrocampista como Kevin Grosskreutz u optar por el joven e inexperto Durm, que tendría la papeleta de frenar al galés.

 

En el centro del campo, el carismático técnico alemán confiará en el veterano Kehl, superviviente de los enfrentamientos con los blancos de 2002-2003, y Nuri Sahin, que intentará mostrar las credenciales por las que el club madridista apostó por él. Arriba, Marco Reus, clave el año pasado y que llega de firmar un 'hat-trick' al Stuttgart, acaparará todas las miradas y las posibilidades ofensivas visitantes, sin descuidar  la figura de Aubameyang.

Noticias relacionadas